Archivo de la etiqueta: Verano

[ Mad cool festival 2017 ] Relámpagos, rayos, centellas, granizo, lluvia, truenos, entretiempo y musicòn. Del Mad cool al cielo

Detalles

Lugar Aparcamiento, alrededores y propia Caja mágica

Fechas Del juernes 6 al dominguer 9 julio

Concepto Macrofestival

 

Noria

Jue(r)viernes 6-7

Plastic people

Plastic people

Majo combo portugués con un frontman tirando a una fusión entre Barney Stinson y Matt Damon joven (sin papada), de tonalidad e imprimación vocal reminiscenciable a la de Ian Curtis. Filoelectro pop digerible. 11/14*

Newman

Neuman

Trío anglopopi ideal para ir abriendo boca/festivalacos.

Con pluriempleil bajoteclista de estética y aire/parecido razonable al pelota podemita de Errejón. Crescendos y progresividades más que plausibles que alargaban gozosamente algunas tonadas. 12/14

Foals

Foals

Divertidérrimo pop rockeado filosurfero. Bolazo, grupaco gozoso al que dan muchas ganas de volver a paladear pronto. 12/14

Foo fighters

Foo fighters

Arropado por ciclópeos visuales el legendarioincombustible Dave Grohl, tirando sólo de agua y algo de champán, se marcó con su peña más de 2 horacas sin prisa pero sin pausa en la rueda de la melomanía (del rock premium caviar beluga).
Taylor Hawkins, de corporativopoplacariense cami de tirantes amarilla y bombos y platillos en predominantes tonos rosáceos, se me antoja uno de los mejores 14 bateristas de todos los tiempos, y tampoco anda pocho de voz, oiga señora, vamos que podría implementar cuando le saliera del pito un Phil Collins o un Grohl.

Tendré que esperar a la próxima para gozar con mi favoritèrrima e indestructible In your honor. 13/14

Kurt Vile and the violators

Kurt Vile ´n the violators

Paladeable y exquisitérrimo country rock. 13/14

Catfish and the bottlemen

Catfish and the bottlemen

Nombre cojonudo para un grupo by the way. Con un tema de Sinatra como previ@ la anglomuchachada se destapò con sorpresivizantes supraguitarreos de pop potentizado y empoderador bien medido con un cantante que ejecuta su coreografía posturera a la perfección. Buen descubrimiento. 13/14

Viva Suecia

Viersábado 7-8

Viva Suecia

Y viva Murcia. Llegar tarde (colas locas que no se implementaron en la primera jornada) no mermaron mi musicalidad y pasión ya que llegué a tiempo para empaparme de la buena tralla y potentérrimas atmósferas pudiendo gozar A dónde ir, la cual alargaron como merece sabedores del tesoro himnario de que se trata, y Bien por ti. 14/14

 Aurora

Aurora and the betrayers

A quienes teclas no le faltaron por cierto. De Frontwoman con toques de diva del soul y un cañón de voz potente como Tina Turner o Aretha Franklin y dulce como Janis Joplin. Buen gusto, tributo a David Bowie included. 12/14

Spoon

Spoon

Anglorock de perfeccionista ejecución. Indumentarizados (casi) todos de negro a lo Caiga quièn caiga o más propiamente Men in black se trató de una formación apañada.

El tema Inside out (creo que Bryan Adams tiene la primigeneidad del título de esa tonada) no estuvo nada mal.

El atardecer siempre da una impronta épicomàgica a cualquier buena canción. 11/14

Ryan

Ryan Adams

Un tipo magno cursando rock reivindicativoentregado desde la patata. Desprejuiciados guitarrazos con interregnos de filocountry maleabilizado dónde también hay momentos para fases bizcochonostalgizantes. A los teclados un tipo brutal, genial. 13/14

Cannibals

Bailongos y entregaos (faltaría más). Oídos de refilón mientras estaba esperando para zamparme un bocata de chorizo, lechuga y no me acuerdo ahora mismo qué más a precio de farlopa colombiana sin cortar, bien pura guey. Una pequeña banda recién echada a andar cuyo presente se torna ideal para ir amenizando festis y telonead@s vari@s. 9/14

Green day

Green day

Soberbios, pura crema, los californianos estuvieron incontestables. Casi 3 horacas de directazo y show mayúsculos. Más de 40 minutacos de retraso que fueron compensando con un concierto mítico, versiones de Beatles y Rolling incluidas. También compensó claramente la descarada/valiente mofa burlona continua y sana hacia Donaldo El trampas, cuadragésimoquinto presi de los States, zerdo e hijoputa dónde los haya y que tiene en la cabeza un gatete acostao. El espectáculo más completo y diversional de todo el festi madrileñista.

Pese al regalo del doble bis faltó Wake me up when september ends, pero vaya, estuvieron salvajemente increíbles para cerrar la segunda fecha madcooliana. 14/14

Xavier Rudd

Sabadomingo 8-9

Xavier Rudd

Trìptico australiano afrohippie cuyo multistrumentista líder surferfucker pro de las antípodas pinta fumeta guaperas total Brad Pitt mode on toca descalzo, sentado y con la guitarra acunada en su regazo. La voz en reverb fuè un toque bien cuco.

Música solar, tropicoveraniega, feliz. Progresividades oceánicosalvajes, naturales, radicales, de 3 tipos que molan un puñao.

A Bob Marley le podrían molar como a mí haber podido contemplar a Nirvana. Forza Mel Gibson forza Tame impala forza Rudd. Australia rules. 13/14

 Wilco

Wilco

Iba con pocas expectativas, las escuchas previas en el spoty me aburrieron como una ostra.

Eso sí, que lo bueno también hay que decirlo, batería de altos vuelos, tirando al virtuosismo. Combo notable en multicapas y pluritexturas de experimentación filosonicyouthista con vetas country.

Excepto los momentos en que 6 cuerdas del pelo corto y batera se vuelven locos por instantes y canciones hablamos de música monótonoaburrida ideal para irse a sobar.

De ésas bandas algo sobrevaloradas. 12/14

MSP

Manic street preachers 9/14

Curioso anglopop de buena calidá de batera con guantes a lo Gosling en Drive pero servidor ya estaba pensando en gozar con

Dinosaur junior (portada)

Dinosaur junior

Reseñando sobre J Mascis podemos hablar de un jodido genio, los SOLOS de la Fender a la altura de Cobain o Hendrix son de puto museo. Guitarrazos rompecinturas a lo Romàrio (a Alkorta) que descarrilan en conciertacos de aúpa, supramemorables.

Los 80 le pueden seguir comiendo la polla desde el culo a los 90, y punto. Ahora entiendo también/más aún porque me gustan tanto Monte del oso, Nirvana o Alborotador gomasio. 14/14

Savages

Entregàs y recomendables estas mozas oiga. 12/14

 

Kings of leon

Siguiendo con los #parecidosrazonables tienen un batería casi clavao a Ujfalusi. No están nada mal, va a ser que esta gente toca de puta madre, tocando refrescar y estrenar escuchas. Caleb Folowill atesora un vozarrón cojonudo que junto a líneas de bajo exquisitas y guitarrazos varios en lo que no andan pochos los de Tennessee completan un gran conjunto de músicos. 13/14

Foster the people

Foster the people

O el club de los sagrados corazones. Cañonazos filochentudos a doble percusión parapetada en teclados glam forzudos. Su voz principal también cuenta con un chorrazo vocal filofeminizante a lo Whitney Houston.

Chics, glams, con flow elegantérrimo, podrían valer perfectamente en alguna ráfaga como banda sonora de la próxima peli de Winding Refn. 12/14

Moderat

Moderat

Electrobunkerización germanoberlinesa eficazgeometrizante. Una jodida (declaración de) guerra inditrónica dura, un (think) tank de otras melomanías. Para una sesión bien cañera de Siglo 21 (Radio 3) van como culo al calzoncillo (o braga). 12/14

Del Mad cool al cielo

Con el Día de la música indi lamentablemente extinto y el Dcode convertido en una auténtica pachanga supraedulcorada (a una sola jornada no se le puede llamar festival, si acaso ciclo de conciertos [por cierto, hay que importar las buenas ideas: l@s residentes en la comunidad autónoma valenciana tienen d€$cuentos en los festis por el mero hecho de dicha residencia/poblacionalidad, ¿a qué esperamos en Los madriles?) desde que pasó a ser un monoevento de una sola fecha, el Mad cool (more international mode on) se alza ya victorioso desde su atalaya como el mejor festi estival de la capital entrando en el circuito de la élite sonora junto a cremosidades como el FIB, el Arenal o el BBK. Esto es así.
Todavía ayer al ir y venir del voluntariado mis retroefervescencias y reminiscencias literatomelómanas estaban a flor de piel y pasión. Montañicas de césped artificial enrrolladas, algún que otro contenedor gigante aún por retirar, (las avenidas de) las palmeras.. El madrileñismo sónico vuelve a estar de enhorabuena, California tiene el Coachella, sin embargo desde el melohumanismo podemos presumir gozosa y cremosonamente de nuestro ya eterno Mad cool.

Galaicadas

[En mis oídos la melomanía, again, en mi corazón y por los 4 costados, hasta las cachas Calveliña, again, forever]

Morir haciendo tu trabajo no puede por menos que ser honradérrimo, memorable y supraplausible, así que por cierto PEDRO, acróbata, artista, ésta edición y ésta literatomelómana crónica van por tì.

 

*Siendo 14 la ejecución o sentimiento más favorable

Texto y Movilgrafía Pablo De Serna


[ Ballantine´s True music festival. Madrid 9-11 junio ´17 ] Plurimadrileñismos expansivizantes

We are scientists

Sala Changò
We are scientists

A falta del himnaco Textbook la mejor banda de anglo power pop del planeta rindió como se esperaba dejando con ganas de más. Además de las recientérrimas Buckle, In my head, Classic love y Headlights el trío neoyorkino echó mano de anteriores legados sónicohimnarios para literalmente petarlo in Madrid, again. A tus bandas tótem nunca te cansarías de paladearlas, y es que los Scientists derrochan buen rollo, ejecución y guitarropercusiones perfectas y la esencia del pop rock premium caviar beluga: sólo 3 tipos à guitarra, bajo, batería. El indie rock jamás había molado tanto.
The best (foreign) anglopower pop band ever? Without a shadow of a doubt for my taste 😉

L.A.

Círculo de Bellas artes

L.A.

El grupazo baleárico sigue destilando la herencia y todo el poder del mejor rock norteamericano de todos los tiempos. La banda de Luís Alberto Segura está unida invenciblemente al crescendo melómano. En El Círculo diò Antonio Vega probablemente su mejor concierto y el más ìntimo, para mi menda dicho precedente y contexto implementaron un previo de nervios muy dulces. Y los mallorquines, pese a los problemas con uno de los micros, volvieron a regalar un conciertaquérrimo hilvanando hits añejados con bestialidades recién salidas del horno. Para mí, sin duda, la mejor y más grande banda patria de ayer y de hoy (y de siempre) cantando en la lengua de Hank Moody.

Fickle friends

Fickle friends

Potente filochentismo con más que apañada vocalista para desembocar en el arrejuntamiento de gente divertida ideal para el previo de platos más fuertes y codiciados.

 

Café La palma
Full
De trazas vetustianomórlicas el combo patentizó un pop currado y sentío que tonada tras tonada fue enganchando al respetable en un recinto casi a petar y con un calor filomelómano muy (de) dulce.
Full

Polock

Grato descubrimiento los levantinos. Siguiendo la estela de personas que no cantan en su lengua natal me gustó bastante como (auto)paladeaban sus deliciosos interregnos sonoros. Pop dulce proatmosférico que entra bastante bien (a media tardenoche). Y de nuevo otro trío, el formato de banda más puro, dónde de veras se muestra la calidad artística de un grupo de música.

Polock

Tempo club

Sethler

Hugo Martín Cuervo implementò en familia electroacustias exquisitas y arrojadas. Sólo ante `el peligro` de la melomanía, armado únicamente con su voz y su par de guitarras regaló un minutaje sorpresivizante y sabrosón para seguir ganando adeptos. Con la intertrazada versión de Un buen día (Los planetas) me acabó ganando. Un tipo bastante majete.

Sethler

Rock nights

Pese a la primigenia confusión (cronogramática) y a que los pinchadiscos me interesan más bien poco he de apuntar que su angloselección musical no estuvo nada mal y que en una playa californiana bien fronterizada en palmeras y cactáceas al atardecer, degustando un buen bourbon, se me antoja una banda sonora de cremosidad filocinematográfica.

Lamentabelérrimamente los previstos paladeamientos (reflejados en la preimplementación del cronograma de rigor) de Cápsula y Dj Amable no pudieron cuajar.

El primaverano melómanocapitalino ya tiene otro evento para deslizar el color rojo sobre el calendario. Iniciativa, apuesta y resultados traduci2 en éxito y calidad el True mola un cojón y da gusto que en la etapa dorada del indi sigan fructificando festis tan atractivos como el que os he narrado. La primera edición del festival intersalas madrileñista más ambicioso hasta la fecha bien merece consolidarse. [ Próxima estación Mad cool ]

 

                                                                                                                  Texto Pablo De Serna
                                                                        Móvilgrafia De Serna y Ana F`dez Calveliña

Calveliña ´n I

 


[Previa Dcode 2015] Madrileñismo sónico de postín

L.A.

Lori Meyers, L.A., Mucho, Supersubmarina, Napoleón solo, Triángulo de amor bizarro, Niños mutantes, Varry brava, Fuckaine, Love of lesbian, Vetusta Morla, Perro, Sexy zebras. Y además de éstos grupazos patrios también han brillado en el campus de la Complutense cremosidades deliciosas de otras latitudes como The killers, The vaccines, Kasabian, My chemical romance, Sigur rós o Franz Ferdinand. Desde 2011 el Dcode ofrece melomanía y calidad.

Para esta prometedora edición repetirán bandas como Supersubmarina, L.A. y The vaccines sumándose al cartel formaciones tan demandadas como Crystal fighters, Foals, Neuman, Second o Trajano! entre otros.

Eventazo capitalino que cada año adquiere más fuerza y solidez para ir rematando la temporada de festivales veraniegos con una apuesta variada y contrastada que a buen seguro volverá a batir récords de asistencia y diversión.


[Cultura inquieta/Charco 2015] Motorizaciones planetocrepusculares

Los planetas 28

La plaza de toros getafense volvió a ser testigo de artistas y conciertos variados para volver a completar otra más que molona jornada de un festival veraniego que va ganando muchos enteros. El exótico y dulce bizarrismo de Pedrina y río, Camila Moreno con su intimismo apañado, la pausa cantautoril filotropicalizada de Little Jesus, el cantautorismo incisivo y protestatario prorockero de Nacho Vegas y un pintón poperismo panamericano a cargo del original Gepe precedieron al espléndido bolo de El mató a un policía motorizado, que desplegó un más que correcto y pintón estilo propio con fases de recogimiento shoegazer premium. No faltó ni falló la gloriosa dupla dinásticoescórpica Chica de oro y Mujeres bellas y fuertes.

El mató a un policía motorizado 6

Como dijo Savage, la emoción destilada es la esencia del pop. A J, Florent, Eric, Banin y Checopolaco (Los planetas, indiscutibles cabezas de cartel y la banda nacional aún en su vigencia de más importante e influyente) se les ve más en plena forma que nunca derrochando una segunda juventud envidiable y revitalizada haciendo sonar sus canciones de manera contundente y mágica. Melodías pluscuamperfectas sacando todo el bravío que llevan dentro. El movimiento se demuestra andando y de qué manera. Los granadinos surfearon todo su arte a través de una actuación magnísima dejándose llevar en sus melomanías a través de 17 cortes a lo largo y ancho de todos sus palos, desde la más reciente etapa filoflamenca hasta su invencible noise pop (noventero) shoegaze que siguen abanderando liderísimos.

Sentimientos puros desde las entrañas, un acontecimiento montañorusístico a través de toda la amplia gama planetera. Brillando en fases de contemplación y religiosidad [Ya no me asomo a la reja, Corrientes circulares en el tiempo o el momentazo mayúsculo de Toxicosmos («Y estallan los sentidos en colores aún por inventar»)] y mala leche himnaria (El duendecillo verde) hasta ráfagas legendarias (La caja del diablo, Segundo premio, De viaje), sin pasar por alto atractivísimas composiciones (Alegrías del incendio, Romance de Juan de Osuna). En lides colaboracionistas La bien querida se aderezó con gracejo para No sé cómo te atreves y si casi una semana antes en Benicasim nos deleitaran con la colaboración de Mendieta, en éste caso sería Santiago motorizado el elegido para enriquecer Un buen día, devolviendo “el favor” de la previa colaboración Jotil con los pibes platenses.

Tan en su salsa estaban que aún no previsto en su setlist nos hicieron gozar con un bis ingredientado con la mala baba y flamenquería de Reunión en la cumbre y el himno generacional Pesadilla en el parque de atracciones, una de ésas canciones que lo explican casi todo intravenándose desde el primer play o directazo irreversiblemente en la banda sonora de tu vida.

Joe Crepúsculo 7

Joe Crepúsculo a pecho descubierto, calzón quitao y tumba abierta hasta se arrojó con una versión de Maricas (Los Punsetes) de nuevo con un Nacho Vigalondo entregadísimo en sus locuelas danzas y algunos amiguetes juerguenses más presentando nueva cremita (Nuevos misterios) y una selecta selección de sus electrochispeantes hits de siempre.

En suma, una buena selección musical coronada por un triplete final jugosísimo. La nota negativa: limitar la libertad de movimiento de los profesionales de la prensa. No tiene ningún sentido. Dejar entrar y salir del recinto libremente no es un lujo, que uno viene de la miel sobre hojuelas del mágico y toropoderoso FIB y de los cremosones Tomavistas y Sansan dónde no nos pusieron ninguna pega, sino todo lo contrario. Si me apetece volver al coche a comer y/o beber algo o por alguna otra cosa que necesite y pueda haber olvidado y volver a la zona de conciertos es tan de cajón como legítimo. Sería un pasteleo inerte no señalarlo, por lo demás una organización muy buena llena de currantes y sin ningún incidente a lamentar.

Fotografía: Alfonso Vega


[FIB 2015] Guitarrazos y los mejores años de nuestras vidas

Los Planetas cabecera

Benicasim volvió a alzarse en epicentro musical del verano gracias a otro cartel delicioso, variado y más que contrastado entre prometedoras bandas y grupazos de culto consagradísimos sin nada que demostrar salvo sus ganas de seguir pasándoselo bien a lo Keith Richards. Tras un resultón pistoletazo de salida en el escenario Las palmas a cargo de Trajano! y The last dandies (que comparecerían tras Mox nox) en el Red bull tour bus fueron en el primer día de festejos los grupos encargados de abrir la lata al acontecimiento festivalero estival por antonomasia.

Under radar y After all se dieron cita en el brillante repertorio de L.A., que aprovecharía con maestría la ocasión para presentar algunos de los temazos de su exquisito y recientísimo From the city to the ocean side. Un bolo mayúsculo que se erigió en lo mejor y más completo de la jornada juernense. La nota de color anglobeat de alma soul de Clean bandit sirvió de entrante perfecto para el abanderado concierto de Crystal fighters, que tirando de parafernalia campestre filotribalizada gestó potentísimos momentos que encedieron a los allí presentes en la franja destinada a las formaciones más demandadas. Entrados ya en la madrugada levantina la vocalista principal de Florence and the machine, perfectamente flanqueada por todo su elenco musical, derrochó desnudez y descaro (para muestra el botón de marcarse todo el concierto descalza) con una actitud dicotómica entre la entrega y las atmósferas hippies más sesenteras. La horaca de Elyella djs fue la encargada de cerrar la juerga con otra divertida ración de remixes. Unos turnos anteriores el sexteto australiano DMA´s acertó con su power pop rock para entonar a los asistentes al espacio destinado al autobús de Red bull.

Dentro de los actos de la segunda jornada La bien querida, siempre biacompañada de guitarra y teclado, regaló intimismo y dulzura en el Escenario Radio 3 cerrando con la pegadiza Poderes extraños. De vuelta en el escenario principal Jamie T se entregó hasta energizando pogos entre el respetable sin renunciar a momentos de pausa y hasta filorapeos. Mientras tanto Nudozurdo desplegaba arrojos introspectivos filoplaneteros y alargues cremosones en el escenario Red bull fundiendo sus últimos punteos con uno de los momentos más esperados del viernes, la actuación de Noel Gallagher´s high flying birds, karaokeizados por la locura guiri (y no tan guiri) y videografiados a tope exprimiendo todos los recursos de los monitores dejando fluir su excelente britpop powerizado y velocitado que reminiscenció estampas imborrables para todos los fans de Oasis. Según ejecutaron Champagne supernova ya nos tenían a todos en el bolsillo. La intensidad seguiría expandiéndose gracias a otro esperado instante, la subida a las tablas de The prodigy, que con continuas referencias al respetable a través del eslogan «My fucking spanish people» no dejaron de repartir tralla y subidones sónicos. No lejos de allí Polock se mostraría digno en los interregnos de su apañado anglopop ibérico. La experimentación distorsionil muy top de Goodspeed you! black emperor gozó de 2 horazas para dar rienda suelta a su nutritiva e interesante propuesta.

Kaiser chiefs

El atractivísimo sábado nos dejaría buen sabor de boca desde el pitido inicial con Siesta!, que amenizaron a tuti plen como buen previo a los angloenergizantes Reverend and the makers. La anécdota climatológica de la jornada sucedió al termino de La M.O.D.A., unos minutos de chaparrón veraniego loco con el que más de uno aprovechó sin prejuicios para refrescarse. Hinds, que mientras daban los últimos retoques se marcaron un previo con hilo de fondo motivatoria a cargo de She lost control de Joy division subrayaron su anglopop rockeado fémino, resultón e interesante. Kaiser chiefs, con un entregadísimo frontman desde la primera tonada, sobreponiéndose a los problemas del micro derrochando actitud, garra, agilidad, voluntad e incluso putoamismo, fue de lo mejorcito de todo el festival, sin duda. Unas ráfagas divertidísimas, repletas de cancionzacas y con todos los ingredientes de una banda de la zona Champions que dejó con la temperatura adecuada un recinto que albergaría a la mejor y más influyente banda española de ayer, hoy y siempre. Los planetas, que con un setlist alimentado sobre todo por sus 2 últimos largos, surfearon con el recién horneado himno El duendecillo verde, tocado en elegante versión teaser. El momentazo de la tercera etapa del FIB corrió épico a cargo de Gaizka Mendieta, que para la gloriosa Un buen día se uniría al sistema cósmicoplanetario titularísimo a lomos de la Gibson de Banin. La elección y ejecución de De viaje para el cierre fue sencillamente mágica. Cum laude de noise, shoegaze, psicodelia (jonda), misticismo, melodías pop indestructibles y toda la pasión y éxtasis de los míticos años 90, en definitiva, los de Granada son activo histórico añejado de tan excelso y magno acontecimiento melomaníaco desde la cosecha de agosto del 95 que no paran de ganar adeptos y consolidarnos a los ya ganados desde hace años y años. El brutal tríptico sobre el escenario más grande lo clausuraría Blur, fieles a su eficaz poprock orgullosamente british pese a pecar de un claramente mejorable tracklist resucitado al filo de las 2 y 7 minutos de la madrugada con Song 2 que desató locuras filonoventeras para brincar y desgañitarse. Además se permitieron un bis.

Vetusta Morla

Para la última tardenochemadrugá The riptide movement pudo valer más que de sobra para acudir a Public enemy, de puesta en escena golpeante y sublimada de fuerza casi militar. El plato fuerte patrio del último día fue para la banda madrileña de pop alternativo más demanda de los últimos tiempos y que sigue petando los recintos que le pongan por delante. Vetusta Morla, con otra ejecución impoluta como de costumbre timonearon vacas sagradas de La deriva sin olvidar los hits que ya los han hecho eternos. Especialmente destacable la versión de  Valiente, que descarriló apoteósica y que hubiera sido insuperable como final. Para el bis Los días raros, increschenteada hasta el orgasmo. (Una verdadera pena cronogramática coincidir con los también capitalinos Célica XX, buena gente y grandes músicos que a buen seguro se dejaron llevar por sus subidones para implementar sus jugosonas atmósferas procrípticas). Volviendo al grueso anglo se defendieron sin problemas Crocodiles y FFS (Franz Ferdinand & Sparks). No dejar de nombrar a Portishead, sobre todo por una actuación plana y aburrida que incluso defraudó a sus seguidores. Todo lo contrario que The cribs, fantabuloso anglopower pop dulce y contundente que recuerda a los Nada surf más cañeros, un descubrimiento maravilloso y recomendabilísimo. Otra demostración de fuerza la espetó Bastille, que además de su propia cosecha también acabó tirando de versiones. Para los últimos coletazos MØ, precedidos de una insoportable incidencia técnica no estuvieron nada mal (daría tiempo a volver para comprobarlo).

Novedades Carminha finiquitarían la coyuntura con contangiosas energías buenrrollistas para dar los acordes finales gracias a la inmediatez y adherencia de su despampanante bizarrismo cañí prorural. Unos gallegos majísimos donde los haya capaces de hacer bailar al más tímido.


[Lazy] Eclecticismos cantabrucos

Tornado

Sintes curiosucos, ritmos y guitarras limpios. Instrumentación y voz bien compensadas, como los equipos grandes (los que no suelen hacer aguas en defensa, letalizan sus oportunidades para destrozar redes rivales y cuentan con un centro del campo jugón, la clave de la creatividad y belleza balompédicas).

Miedo, exquisita, maravilla de tonada, lumínica, pegadiza, creciente, power pop cremita, trazas de los Lori Meyers primigenios, mi favorita. Interesantes momentos de spaghetti western en Calma tensa que hila muy guapamente con el titulaje de la siguiente y postrera. Un combinado de temas de 3 a 4 minutos de rock dulce bañados de pop suavito de digestión gustosa desde el primer bocado. Propuesta digna desde las tierras de Templeton e Iván De la peña (ídolo futbolero, genio, puto amo, mago del esférico oiga, mediapunta ciclópeotitánico). No faltan los momentos para el bizcochismo Para Naima (cojonudo nombre filoélfico por cierto).

 


[Ray Loriga] El demonio descansa

GirlDrinkingMartini-e1373587795582-580x328

Ella, que no entendía la importancia del reto, caía siempre derrotada. Demasiado joven para recordar. Santiguarse después de mojar los dedos en Martini era probablemente la peor [de sus manías].

Silenciosas como ceniceros y tan aburridas como tumbonas. Pensaba que “y bien” era la expresión más sofisticada del mundo.

-Si no te lo hubieras tirado ya tendrías aquí tu Martini.

-Te agradecería que te dedicaras más a tu vida sexual imaginaria que a la mía. Se rió y eso era más de lo que podía soportar.

-Más bien parece que trata de impresionarse a sí mismo.

-¿Falta algo?

-Falta mucho pero por ahora nos conformamos con cuatro Martinis.

Se quitó las gafas de sol [l]o cual según sus afectadas pautas de conducta significaba “ahora voy a ser terriblemente honesta”.

-Han pasado ya 3 veranos desde que te metió la mano debajo de la faldita de tenis y aún crees que tiene la obligación de saludarte. No sabes nada de hombres cariño. Seguramente recuerda mejor la marca de tu raqueta que tu nombre. No hay nada que entender. Son las hormonas. Tiene tantas y tan furiosas como todos ellos.

Levantó su copa pero todo el asunto había dejado de hacerle gracia.

-Me pasaría la noche entera hablando de la salud de tus amigas pero he quedado.

Hacía una noche estupenda [pero] no pudo evitar pensar en la muerte y en cómo [ésta] es sólo una de las maneras que tienen las cosas de cambiar.

http://elpais.com/diario/1999/08/03/opinion/933631205_850215.html


[Arenal sound 2015 viernes 31 julio, sábado 1, domingo 2 y lunes 3 agosto 2015] Tormenta de intensidades

We are scientists

Crónica telegramática y a flashazos de andar por casa.

Amatria

The shoes

Electropop divertidísimo con unos visuales bizarreados hasta el paroxismo. Momento Waterworld tormenta LOCA, putadón míticolegendario no poder brincar y karaokeizar con Varry brava.

La habitación roja

Siempre cumplidores en su exquisito y añejado indipop.

Citizens

Citizens!

Entregados. Versión anglobizarrona de Bésame mucho.

The kooks

The kooks

Del montón, sobrevalorados. Anglopower pop sublimado sobre las tablas que me entretuvo mucho menos de lo que mis expectativas y recomendaciones demandaban.

Niños mutantes

Empaque y mejora constante. Alternatividad made in Graná deluxe.

Tom Odell

Anglocantautorismo dulzón para matar el tiempo antes del mejor concierto de la jornada y de todo “mi” festival a cargo de We are scientists, cracks absolutos, con un Keith Murray lata de Heineken en mano gozándolo entre el público sudando de los stewards y tal pascual. Cada vez me gustan más sobre todo gracias a sus dulces retroreminiscencias de mis amadísimos Nada surf (volver ya por favor).

Amatria

Reimplementando su gran calidad en vivo. Como WAS cada vez me gusta más su música. Interactiveando y salvando con clase los problemas técnicos filobucleantes.

Me hubiera encantado paladear más conciertos en las 3 jornadas a las que asistí pero debido a la electrotormenta LOCA, a la organización que malaprovecha espacios enormes para un parking digno, vados con bordillo (miel sobre hojuelas para bajos y amortiguadores, sí señor y señorita 😉 y la falta de civismo de algún que otro quinqui y manguta en el camping éstos fueron los grupos que más lejos o más cerca pude gozar. Descontextualizantes inconvenientes y molestas mierdeces compensadas con creces gracias a la excelente compañía, casi media botella de Jim Beam y a la melomanía irreversible y gozosamente incurable que me sigue calando cada hueso segundo tras segundo, latido tras latido.

Móvilgrafía: Pablo De Serna


[Mad indie summer 2014] Improntas eternas

116058_description_SSindie

Las fiestas de San Sebastián de los reyes vistieron de gala el Mad indie summer compareciendo con una alineación musical de champions para gozo y melomanías varias de todos los que nos dimos cita el último juernesviernes al norte de la capital.

El double dragon LoriLol era un atractivo máximo para volver a disfrutar de la mejor música y la magia del directo.

Con las atractivas bambalinas escénicas granadinas de fondo Lamprologus abrió el cartel fluyendo en esencias y raíces de lo-fi pronirvanero que derrochó descaro y no paró de expandirse aprovechando con nota su espacio.

Lori Meyers (cabecera)

Tras los retoques last minute hicieron su aparición sobre las tablas el grupazo de Loja. Una más que correcta, profesionalizante y crescente actuación que volvió a demostrar porque Los Lori siempre gustan, se entregan y jamás defraudan en actitud. También tiraron de visuales atractivísimos y muy bien trabajados perfectos para tridimensionalizar sus siempre envolventes bolos. Al son de los lumúnicos soniquetes de Una señal Noni y los suyos, la mítica banda Lori Meyers hizo acto de aparición para enlazarla con los exquisitos guitarrazos de Planilandia.

El set se mostró completo y al gusto de todo su excelente repertorio continuando con el tríptico Corazón elocuente, Luciérnagas y mariposas e Impronta, metáfora máxima y enriquecedora de su más reciente discazo con cambio de guitarra, de española a eléctrica, para revestirla y hacerla crecer en capas y texturas.

La siguiente dupla sónica fue para Dilema y ese himno llamado Tokio ya no nos quiere, corte que atmosferiza la sensación de escuchar una canción top en vivo y de primera mano, con toda la grandeza que ello conlleva. Tras la colaboración de Annie B. Sweet para El tiempo pasará y empezar a dar buenas muestras del Korg con Religión les seguirían A-sinte-odio y Luces de neón, otro temazo de irreversible estribillo con el que la gente se empezó a venir arriba.

Antes de las brillantes sacudidas finales llegaría la pausa con Explícame, basculando los focos hacia Alejandro Méndez, momento ideal para echarse un cigarrillo y tomarse una porción de relax. La maximización coreable llegaría como de costumbre con esa oda del infortunio amorososexual, Emborracharme, que se encadenaría a la cuidada Huracán, expansiva y subida desde las teclas sumándose en el éxtasis Alfredo, galopando selecto y rotundo en su clímax de percusión.

Luego llegó la conexión con Alta fidelidad antes de desaparecer entre la penumbra de los instrumentos. En el bis se atrevieron con Dos hombres con sombrero en un homenaje más que merecido a esa primigenia obra maestra llamada Viaje de estudios. Sin ti ninguna parte es azar, con tal magnánimo aforismo es imposible no viajar hacia el mundo de los sentimientos más decisivos.

El pareado final correría a cargo de un cóctel premium para arrancarse y dejarse llevar de verdad a base de ¿Aha han vuelto? + Mi realidad para bordar otro concierto redondo que los sigue situando en el olimpo de la afortunada escena alternativa patria. Gracias otra vez grandes.

DSC_6622

Con un escenario sugestionado por las llamas y la pasión del bolazo previo Love of lesbian tomarían el testigo de los andaluces para seguir petándolo a base de bien. Ésta vez las pantallas funcionaron a pleno rendimiento armonizándose con justicia poética y torera al orden cósmico tras los problemas técnicos en Santander.

DSC_6633

El espectáculo lesbiano se mostró de nuevo tan gigante y sublimemente circense como de costumbre, con presentaciones estilo NBA y/o equipo de fútbol de pretemporada (y no fue para menos cuando Santi Balmes sorprendió con una camiseta probalompédica del Sanse tras desataviarse de su look prodandi de El poder de la tijera). Con una más que interesante ensalada de canciones (no faltó su hit Club de fans de John boy aderezado de cancionzacas de culto como Mal español, Noches reversibles y Los toros en la Wii. Fantástico) a través de su selección más cañera y electrizante Balmes y sus muchachos se metieron otra vez al público en el bolsillo desde el minuto uno entregándose incondicionalmente dejando más claro que el agua lo cojonudamente que se lo siguen pasando con su trabajo: hacer canciones y transmitirlas con los 5 sentidos ante sus fieles masas. El show fue otro despliegue de medios, maneras y disfraces dónde todo el plantel paladeó la fiesta felizmente descarrilada como si no hubiera mañana, haciendo gala de tan atinado y bello (emb)lema. Julián Saldarriaga se uniría a los festejos y arengas varias animando al personal en el interregno azteca de Fantástico para subrayar y sublimar el momento ranchera de tan multicolor composición. Otro conciertaco de los que te dejan con ganas de más y que acabó por apuntalar una noche jugosona dónde las haya.

La MODA

A continuación y para acabar de trazar el círculo La Maravillosa Orquesta del Alcohol/MODA ensanchó sus ganazas y su gracejo abriendo en inglés mediante un rock norteamericano depuradísimo fusionante con trazas de folk country límpido y sólido.

En un pequeño puñado de letras, otro evento más que acertado y suertudo para seguir adorando más si cabe al mítico año de gracia de 2014.

Público

Fotografía: Alfonso Vega


[Santander music festival 2014] Día 1/primera noche. Aquella canción de los años 2000

10576989_10152769305030695_8228462174402983705_n

Las arenas y alrededores del bello paraje dominado por la playa de la Magdalena fueron testigos de otra nueva edición del exitoso festival Santander music. La climatología cantabruca siempre tan esquiva y traicionera fue desde la primera jornada una amenaza latente y de lo más incómoda. Pero las energías melómanas y la buena estrella se alinearon para mantener a flote las constelaciones de la fiesta y de lo más importante, las canciones.

León Benavente 1

El profesional y potentemente preciosista directo de León Benavente  fue el encargado de iniciar el viaje para ir dando paso a un cartel más que contrastado, ciertamente exquisito. Tras los intensos rugidos Meneo Dj siguió en su segunda tanda amenizando las atmósferas preparando el terreno para el esperado bolo del antiguo líder de Los piratas.

Iván Ferreiro 2 (cabecera)

El sentimiento y el intimismo improntante de Iván Ferreiro, acompañado al bajo por el prolífico y solicitadísimo Ricky Falkner, hizo venirse arriba a todos los presentes alcanzando el clímax con el irreversible y ultrasónico himno eterno Años 80, una de las mejores canciones pop de la historia, un auténtico tesoro, una de esas de estribillo y subida que te ponen los pelos de punta y te transportan a tus rincones personales e intransferibles preferidos.

The asteroids galaxy tour 1

En el ecuador de la noche santanderina el anglo power pop de los divertidos The asteroids galaxy tour (que nombre más jugoso oiga) sería un prolegómeno más que aceptable para que tras otra movidita sesión en el Escenario playa hicieran acto de presencia los deseados Izal, que proyectaron los puntos sónicos más fuertes a través de todos sus temas más sentidos que hicieron vibrar al personal, el cual se entregó en un in crescendo imparable alcanzando la cima sonora con La mujer de verde.

Sobre las tablas, “sin trampas”, es el momento perfecto para descubrir o redescubrir a un grupo. Para fin de festejos Standstill demostró un derroche y un abanico de sonoridades sorpresivizantes que dejaron un buen sabor de boca para complementar la primera etapa playerofestivalera del momento.

Fotografía: Facebook oficial Santander music festival