Archivo de la etiqueta: Foo fighters

[ Mad cool festival 2017 ] Relámpagos, rayos, centellas, granizo, lluvia, truenos, entretiempo y musicòn. Del Mad cool al cielo

Detalles

Lugar Aparcamiento, alrededores y propia Caja mágica

Fechas Del juernes 6 al dominguer 9 julio

Concepto Macrofestival

 

Noria

Jue(r)viernes 6-7

Plastic people

Plastic people

Majo combo portugués con un frontman tirando a una fusión entre Barney Stinson y Matt Damon joven (sin papada), de tonalidad e imprimación vocal reminiscenciable a la de Ian Curtis. Filoelectro pop digerible. 11/14*

Newman

Neuman

Trío anglopopi ideal para ir abriendo boca/festivalacos.

Con pluriempleil bajoteclista de estética y aire/parecido razonable al pelota podemita de Errejón. Crescendos y progresividades más que plausibles que alargaban gozosamente algunas tonadas. 12/14

Foals

Foals

Divertidérrimo pop rockeado filosurfero. Bolazo, grupaco gozoso al que dan muchas ganas de volver a paladear pronto. 12/14

Foo fighters

Foo fighters

Arropado por ciclópeos visuales el legendarioincombustible Dave Grohl, tirando sólo de agua y algo de champán, se marcó con su peña más de 2 horacas sin prisa pero sin pausa en la rueda de la melomanía (del rock premium caviar beluga).
Taylor Hawkins, de corporativopoplacariense cami de tirantes amarilla y bombos y platillos en predominantes tonos rosáceos, se me antoja uno de los mejores 14 bateristas de todos los tiempos, y tampoco anda pocho de voz, oiga señora, vamos que podría implementar cuando le saliera del pito un Phil Collins o un Grohl.

Tendré que esperar a la próxima para gozar con mi favoritèrrima e indestructible In your honor. 13/14

Kurt Vile and the violators

Kurt Vile ´n the violators

Paladeable y exquisitérrimo country rock. 13/14

Catfish and the bottlemen

Catfish and the bottlemen

Nombre cojonudo para un grupo by the way. Con un tema de Sinatra como previ@ la anglomuchachada se destapò con sorpresivizantes supraguitarreos de pop potentizado y empoderador bien medido con un cantante que ejecuta su coreografía posturera a la perfección. Buen descubrimiento. 13/14

Viva Suecia

Viersábado 7-8

Viva Suecia

Y viva Murcia. Llegar tarde (colas locas que no se implementaron en la primera jornada) no mermaron mi musicalidad y pasión ya que llegué a tiempo para empaparme de la buena tralla y potentérrimas atmósferas pudiendo gozar A dónde ir, la cual alargaron como merece sabedores del tesoro himnario de que se trata, y Bien por ti. 14/14

 Aurora

Aurora and the betrayers

A quienes teclas no le faltaron por cierto. De Frontwoman con toques de diva del soul y un cañón de voz potente como Tina Turner o Aretha Franklin y dulce como Janis Joplin. Buen gusto, tributo a David Bowie included. 12/14

Spoon

Spoon

Anglorock de perfeccionista ejecución. Indumentarizados (casi) todos de negro a lo Caiga quièn caiga o más propiamente Men in black se trató de una formación apañada.

El tema Inside out (creo que Bryan Adams tiene la primigeneidad del título de esa tonada) no estuvo nada mal.

El atardecer siempre da una impronta épicomàgica a cualquier buena canción. 11/14

Ryan

Ryan Adams

Un tipo magno cursando rock reivindicativoentregado desde la patata. Desprejuiciados guitarrazos con interregnos de filocountry maleabilizado dónde también hay momentos para fases bizcochonostalgizantes. A los teclados un tipo brutal, genial. 13/14

Cannibals

Bailongos y entregaos (faltaría más). Oídos de refilón mientras estaba esperando para zamparme un bocata de chorizo, lechuga y no me acuerdo ahora mismo qué más a precio de farlopa colombiana sin cortar, bien pura guey. Una pequeña banda recién echada a andar cuyo presente se torna ideal para ir amenizando festis y telonead@s vari@s. 9/14

Green day

Green day

Soberbios, pura crema, los californianos estuvieron incontestables. Casi 3 horacas de directazo y show mayúsculos. Más de 40 minutacos de retraso que fueron compensando con un concierto mítico, versiones de Beatles y Rolling incluidas. También compensó claramente la descarada/valiente mofa burlona continua y sana hacia Donaldo El trampas, cuadragésimoquinto presi de los States, zerdo e hijoputa dónde los haya y que tiene en la cabeza un gatete acostao. El espectáculo más completo y diversional de todo el festi madrileñista.

Pese al regalo del doble bis faltó Wake me up when september ends, pero vaya, estuvieron salvajemente increíbles para cerrar la segunda fecha madcooliana. 14/14

Xavier Rudd

Sabadomingo 8-9

Xavier Rudd

Trìptico australiano afrohippie cuyo multistrumentista líder surferfucker pro de las antípodas pinta fumeta guaperas total Brad Pitt mode on toca descalzo, sentado y con la guitarra acunada en su regazo. La voz en reverb fuè un toque bien cuco.

Música solar, tropicoveraniega, feliz. Progresividades oceánicosalvajes, naturales, radicales, de 3 tipos que molan un puñao.

A Bob Marley le podrían molar como a mí haber podido contemplar a Nirvana. Forza Mel Gibson forza Tame impala forza Rudd. Australia rules. 13/14

 Wilco

Wilco

Iba con pocas expectativas, las escuchas previas en el spoty me aburrieron como una ostra.

Eso sí, que lo bueno también hay que decirlo, batería de altos vuelos, tirando al virtuosismo. Combo notable en multicapas y pluritexturas de experimentación filosonicyouthista con vetas country.

Excepto los momentos en que 6 cuerdas del pelo corto y batera se vuelven locos por instantes y canciones hablamos de música monótonoaburrida ideal para irse a sobar.

De ésas bandas algo sobrevaloradas. 12/14

MSP

Manic street preachers 9/14

Curioso anglopop de buena calidá de batera con guantes a lo Gosling en Drive pero servidor ya estaba pensando en gozar con

Dinosaur junior (portada)

Dinosaur junior

Reseñando sobre J Mascis podemos hablar de un jodido genio, los SOLOS de la Fender a la altura de Cobain o Hendrix son de puto museo. Guitarrazos rompecinturas a lo Romàrio (a Alkorta) que descarrilan en conciertacos de aúpa, supramemorables.

Los 80 le pueden seguir comiendo la polla desde el culo a los 90, y punto. Ahora entiendo también/más aún porque me gustan tanto Monte del oso, Nirvana o Alborotador gomasio. 14/14

Savages

Entregàs y recomendables estas mozas oiga. 12/14

 

Kings of leon

Siguiendo con los #parecidosrazonables tienen un batería casi clavao a Ujfalusi. No están nada mal, va a ser que esta gente toca de puta madre, tocando refrescar y estrenar escuchas. Caleb Folowill atesora un vozarrón cojonudo que junto a líneas de bajo exquisitas y guitarrazos varios en lo que no andan pochos los de Tennessee completan un gran conjunto de músicos. 13/14

Foster the people

Foster the people

O el club de los sagrados corazones. Cañonazos filochentudos a doble percusión parapetada en teclados glam forzudos. Su voz principal también cuenta con un chorrazo vocal filofeminizante a lo Whitney Houston.

Chics, glams, con flow elegantérrimo, podrían valer perfectamente en alguna ráfaga como banda sonora de la próxima peli de Winding Refn. 12/14

Moderat

Moderat

Electrobunkerización germanoberlinesa eficazgeometrizante. Una jodida (declaración de) guerra inditrónica dura, un (think) tank de otras melomanías. Para una sesión bien cañera de Siglo 21 (Radio 3) van como culo al calzoncillo (o braga). 12/14

Del Mad cool al cielo

Con el Día de la música indi lamentablemente extinto y el Dcode convertido en una auténtica pachanga supraedulcorada (a una sola jornada no se le puede llamar festival, si acaso ciclo de conciertos [por cierto, hay que importar las buenas ideas: l@s residentes en la comunidad autónoma valenciana tienen d€$cuentos en los festis por el mero hecho de dicha residencia/poblacionalidad, ¿a qué esperamos en Los madriles?) desde que pasó a ser un monoevento de una sola fecha, el Mad cool (more international mode on) se alza ya victorioso desde su atalaya como el mejor festi estival de la capital entrando en el circuito de la élite sonora junto a cremosidades como el FIB, el Arenal o el BBK. Esto es así.
Todavía ayer al ir y venir del voluntariado mis retroefervescencias y reminiscencias literatomelómanas estaban a flor de piel y pasión. Montañicas de césped artificial enrrolladas, algún que otro contenedor gigante aún por retirar, (las avenidas de) las palmeras.. El madrileñismo sónico vuelve a estar de enhorabuena, California tiene el Coachella, sin embargo desde el melohumanismo podemos presumir gozosa y cremosonamente de nuestro ya eterno Mad cool.

Galaicadas

[En mis oídos la melomanía, again, en mi corazón y por los 4 costados, hasta las cachas Calveliña, again, forever]

Morir haciendo tu trabajo no puede por menos que ser honradérrimo, memorable y supraplausible, así que por cierto PEDRO, acróbata, artista, ésta edición y ésta literatomelómana crónica van por tì.

 

*Siendo 14 la ejecución o sentimiento más favorable

Texto y Movilgrafía Pablo De Serna


[Foo fighters] Leyendas del rock (y del posgrunge)

In your honor

Te pueden gustar o no, a servidor obviamente le enrrollan, y mucho, pero éste trabajo double dragon discompactil (el primero para toda la carne al asador, el segundo para la introspección y la acústica gourmet sublimando todo el bizcochismo intimista que haga falta) vuelve a demostrar lo impecable, límpida y perfecta ejecución/producción disqueras. Las cancionzacas de los Foo, en la inmensa mayoría de las ocasiones protagonizadas por guitarras brutalcelestiales sin olvidar la cremosidad máxima percusionil de Taylor Hawkins desde su incrustación en la banda invitan a surfear como un loco, follar cual tiranosaurio o perderse en un Mustang 500 por alguna carretera icónica.

Grohl es un músico mayúsculo, un currante, un autodidacta magno que jamás podrá negar que gran parte de su éxito se lo sigue debiendo al proyecto del gran líder de Nirvana. Él lo sabe pero está en su perfecto derecho de hacer las declaraciones que estime oportuno. Razor, Still y Over and out no están mal y sobre todo Friend of a friend, que me reminiscencia a Cobain e incluso a Kevin Parker, pero vamos al grano, al cede 1, más redondo que la carne y el pan de la hamburguesa que te comes el primer día de vacaciones en California (o Australia) dónde las Gibson, Fender y Gretsch lo petan como el buen arte del rock merece. Can you hear me, hear me screamin´? Sin duda, con tan ciclópeoépica primera ráfaga no puedes más que gozarlo. Volvemos a la idea de follar como leones, pillar olas locas y por ejemplo y/o también gozarlo en festivales y juergas varias sintiendo el putoamismo de la melomanía siendo todo lo hedonista que te plazca.

“Himnos reimaginados con grandes arrebatos de ruido melódico [(]de guitarras[)]” (Steve Kilbey, The church). In your honor, Best of you, The last song. Ostiones aguitarrados 1 detrás de otro, hit enlazado con hit para no dejar de clavarlo. No busquéis 3 pies al gato, no hay ni una pocha. Cuando Dave, Taylor y sus colegas la lían con las 6 cuerdas y las baquetas ya no hay nada que hacer, bueno sí, gritar Fuck yeah! y dejarse llevar por ritmos y tonadas tan magnas y bien hechas. La antipasteleante y antipaletines voz de Grohl se funde y turna con guitarrazos lumínicos indestructibles para ir dándote la del pulpo sin dejar de hacer justicia con amplis, cascos o lo que sea. Un disco grande como diría Julio Ruiz, muy grande, y de qué manera. Otra de ésas perlas por las que entiendes lo decisivo que seguirá siendo la música/melomanía en tu vida, colectiva pero también lo más sana e intransferible y subjetivamente posibles y deseadas.


[Foo fighters] La vida sigue, siempre

Foo fighters

El multinstrumentista y magno músico Dave Grohl ya pergeñaba sus propias composiciones tras y entre los bombos de la mejor banda de grunge de la historia (Nirvana, obvia e indiscutiblemente). El vacío y la orfandad noventeromelómanas tras Cobain dejaría paso a una banda gloriosa de temazos épicos siempre bien aguitarrados que lleva facturando hermosuras sónicas desde mediados de los maravillosos 90 (y duran, y duran, y que duren). Siempre he sido más de Kurt pero Grohl la parte y hay que reconocerlo, éste largo es delicioso.

De pasajes tan contundentes como la persecución de Le llaman Bodhi. Compositiva y melódicamente compensadísimo, cambios de ritmo cegadores, roturas de cintura sonoras cual regate de Djalminha, baterías fieras y bellas fundiéndose con guitarracas muy pro, rabia destilada de dulzura envidiable, un menú surferogarajil bien surtidito. Otra buena patada al postureo estéril de reivindicar los sobrevalorados 80. Por momentos se torna en “una masiva tormenta sonora que se vuelve armónica, conciliadora” (Tomás Crespo).

Imparable. El disco de los de Seattle “suena rotund[o manteniendo] intacto su poder emotivo” (Juan M. Freire). Un inicio memorable que les sigue colocando con justicia en el podio del mejor anglorock fuerte junto a mis adorados QOTSA. Guitarreos límpidorockosos que te inyectan la energía necesaria para ponerte a tono y a tope y afrontar un montón de cosas. Un calendario de canciones radiante que no pasa de moda sonando tan demoledor como el primer día.


[Foo fighters] Grohl y Las Américas

28 marzo

“Tenemos la obligación de plantearnos retos, pero retos de verdad. Hacer cosas frescas, nuevas es la única forma de mantener viva la energía. Volveré a sacar a la banda de su zona de confort intenta[ndo] hacer algo alucinante”, así de directo se muestra el icónico Dave Grohl para ir poniéndonos en situación. Tras 4 años del brillantísimo y contundente Wasting light los Foo fighters llenan el depósito y se lanzan a recorrer los enclaves más genuinos de la América norteña. Homenaje anglosónicopatriótico de enclaves melómanos: Seattle, Los Ángeles, Nueva Orleans, Nueva York, Austin, Nashville, Chicago y Washington DC.

“Grabado en 8 estudios separados por miles de kilómetros a lo largo y ancho de Estados Unidos” (Nacho Serrano) el trabajo se empapa de las cosmovisiones e idiosincrasias sonoras tan diversas que siguen enriqueciendo esas aventureras y prolíficas tierras.

“Aires fronterizos se cuelan arriesgando nuevos caminos” (Batahola). El disco está coherentemente grabado en directo junto a músicos locales que aportan su atractiva autoctonía para retocar con nuevas capas el maestro rock de la formación. “Queríamos empaparnos del espíritu musical de cada ciudad [,] ver qué efecto causaba en nuestra música. Cada [sitio] tiene su velocidad. En Nashville la gente es muy calmada, feliz, aman la música. En Nueva York todo el mundo está jodidamente loco, ves a gente corriendo, gritando, es extremo” (D. Grohl).

El cancionero toca todas las paletas de la tradición angloamericana. Eso se nota al llevar a cabo las intenciones primigenias del proyecto. “No quiero trabajar con grandes productores hipermodernos ni grabar en estudios que parecen laboratorios estériles. Quiero una cabaña en mitad del desierto, que la arena que golpea contra las ventanas se pueda oír en el disco. O una vieja casa de Nueva Orleans en que la humedad cambie los tonos de los instrumentos [haciéndolos] únicos” (Grohl).

Grohl, Pat Smear y los suyos no tienen nada que demostrar y se pueden permitir licencias como éste álbum. No es ni de lejos el mejor trabajo de los de Seattle pero su filosofía para la ocasión es bastante loable. Pese a encontrarnos con experimentaciones sónicas no acostumbradas se reconocen perfectamente los trazos marca de la casa: guitarrazos limpios y potentes, crecidas y épica (muy presente por ejemplo en I am a river), excelencia baquetil a cargo del pasional Taylor Hawkins y la exquisita voz de Grohl que acaba envolviendo cada canción con un halo de rock premium y más que contrastado. Es el caso de las llamaradas de la primera dupla, Something from nothing y sobre todo la brutal The feast and the famine, donde se puede degustar y paladear el auténtico sabor de los Foo.


[The dry mouths] Stoner ibéricosureño

Porta

El desierto de Almería quizá no tenga tanto nombre ni sea tan sexy en el imaginario rockero como el de Mojave pero el stoner limpio y trabajado de The dry mouths es bueno y prometedor. Nirvana, Queens of the stone age, Foo fighters e Eagles of death metal siguen estando entre mis grupos guiris favoritos, sobre todo los 2 primeros, legendarios, ciclópeos. Como la más genunina alineación de la inmortal banda de Cobain (y también los exquisitos Nada surf) los almerienses defienden su contundencia sonora en un tripartito que saca a la perfección todos los sonidos que tienen que ofrecer: Andy, Christ y Josh se bastan y se sobran para rematar 2 months, un más que interesante EP.

Impronta desert por los 4 costados. Desde los zarpazos de Tour p2 a las brillantes trazas Offspring de Tea pex pasando por las ráfagas rocosas de Party & son y la inmediatez y elegante cosmicidad de Cold mind hasta llegar a la pausa instrumentística final. Un pentagrama completito y bien servido. Carreteras polvorientas, cráneos de bisontes, aguardientes para valientes, arbustos rodantes, la majestuosa arrogancia del desierto, atardeceres y amaneceres de postal. Todos los ingredientes se reminiscencian en muchas fases de su propuesta. 5 fragmentos que demuestran plausible potencial y capacidad más que de sobra para seguir rematando la jugada con un gran disco.


[Coca cola concerts club (Roberta MEDLEY y) Alborotador gomasio] La noche en que Madrid se hermanó con Seattle

Image

Image

(De los teloneros MEDLEY decir que tiraron de muchos músicos, que tocaron buena música para dormir y que su vocalista principal tenía más que un aire al prota de Breaking bad. Poco más recuerdo excepto la charla a modo de previo con Guille, el simpático teclista del grupazo que vendría después).

Generacional y desafortunadamente me ha sido imposible gozar de un concierto de Nirvana en el Estado de WASHINGTON ni en ningún otro. Pero tampoco es tan grave. Los gomasio se acercan lo suyo. Dave, Kurt, Krist; Marco, Koldo, Guille, Alberto, Miguel: todo empieza de un modo u otro, toda leyenda tiene su origen, todos los GRANDES tienen sus raíces y un punto de partida.

Desde que los vi en youtube con Extraditemos a Franz FERDINAND me di cuenta de que su DIRECTO no iba a ser igual de movidito que uno de Los punsetes o Klaus & KINSKI.

(Quitando la puta plaga madrileña de coches con su consiguiente odisea para acabar tirando de parking para evitar perder la última partícula de paciencia) la cosa pintaba ya MUY bien desde el minuto 1 paladeando desde una discreta y respetuosa distancia una parte de la prueba de sonido gomasiana y posteriormente rematando una litrona con Koldo. Continuó el in crescendo yéndonos de bocatas bien apañados (recomendación bateril digna de mención) con la alineación titularísima gomasiana: Guille, Marco, Koldo, Miguel, Alberto y compañía [gracias otra vez Elena, Amador y José Luis].
Image

El set list aglutinó los siguientes 12 cortes:

Si me matas

En el espejo

En mí no hay calma

Contra el suelo

Las tuberías

Tu realidad

LAMANA

El malestar continúa http://www.youtube.com/watch?v=l0VliBPUMGA&feature=youtu.be

Los inviernos

Más humillante que doloroso

14

Los residuos de la sociedad.

Image

Temazos de Kill demo, Más humillante que doloroso y algunas de las canciones más recientes de su flamante segundo y ansiado disco que verá la luz en 2014.
El show de Marco fue mítico. Los correligionarios gomasiánicos y los iniciados (que pronto serían voluntaria y gustosamente abducidos) estábamos en muy buena disposición para lo que pudiera venir (y vino, y de qué manera).

Desde los primeros instantes Marco se posicionó en el centro del escenario para marcarse una maniobrabilidad homenajeante kurtcobainiense nirvanera que quedará en la élite de la memoria underground madrileñista (y por ende patria). Los botes y saltos eran cada vez más (estudiadamente) hipnotizantes dando el (primer) aviso serio con El malestar continúa [me encanta éste himno] para ejecutar el truco final lanzándose al público como el que se tira de cabeza a una piscina en verano, sólo que ni piscina ni verano, conscientemente al suelo [lo sentí a milímetros, doy fe] para cerrar el éxtasis de un bolo para el recuerdo de la excelencia del indie, de la alternatividad noise de aquí y de cualquier otra coordenada del planeta.
Image

Todos colaboraron en estética, presencia y ACTITUD: Miguel (cremosas reminiscencias de May Planetas) y Koldo tocando hacia batera (destacado Alberto en los coros) y ampli respectivamente.

Las perlas verbales intercancioniles y el colegueo bien entendido con la parroquia gomasiana fue tridimensionalizando un subidón gradualizante imparable.

Pop sucio premier. Alborotador gomasio: buena gente, con sobradas energías en las tablas y pudiendo ondear con orgullo la bandera del grupo más prometedor y CAPITAL del noise, con la plasticidad sónica más POTENTE, ondulatoria y desintegrante de la escena subterránea de la piel de toro [Sí, esta es una opinión antimáscaras indisimuladamente subjetiva, es lo que hay. Con tanta pandemia inframusical retroalimentada por los toxificantes mass media da gusto toparse y descubrir bandas como Los gomasio, que no se andan con gilipolleces ni pasteleos y hacen lo que les da la gana y como les gusta. OLÉ su polla que diría J y larga vida a la resistencia y a lo alternativo].

En definitiva, una actuación caviar beluga que a Kurt COBAIN y a mí no nos hubiera importado que durase un rato MÁS.