Archivo de la etiqueta: Fender

[ Mad cool festival 2017 ] Relámpagos, rayos, centellas, granizo, lluvia, truenos, entretiempo y musicòn. Del Mad cool al cielo

Detalles

Lugar Aparcamiento, alrededores y propia Caja mágica

Fechas Del juernes 6 al dominguer 9 julio

Concepto Macrofestival

 

Noria

Jue(r)viernes 6-7

Plastic people

Plastic people

Majo combo portugués con un frontman tirando a una fusión entre Barney Stinson y Matt Damon joven (sin papada), de tonalidad e imprimación vocal reminiscenciable a la de Ian Curtis. Filoelectro pop digerible. 11/14*

Newman

Neuman

Trío anglopopi ideal para ir abriendo boca/festivalacos.

Con pluriempleil bajoteclista de estética y aire/parecido razonable al pelota podemita de Errejón. Crescendos y progresividades más que plausibles que alargaban gozosamente algunas tonadas. 12/14

Foals

Foals

Divertidérrimo pop rockeado filosurfero. Bolazo, grupaco gozoso al que dan muchas ganas de volver a paladear pronto. 12/14

Foo fighters

Foo fighters

Arropado por ciclópeos visuales el legendarioincombustible Dave Grohl, tirando sólo de agua y algo de champán, se marcó con su peña más de 2 horacas sin prisa pero sin pausa en la rueda de la melomanía (del rock premium caviar beluga).
Taylor Hawkins, de corporativopoplacariense cami de tirantes amarilla y bombos y platillos en predominantes tonos rosáceos, se me antoja uno de los mejores 14 bateristas de todos los tiempos, y tampoco anda pocho de voz, oiga señora, vamos que podría implementar cuando le saliera del pito un Phil Collins o un Grohl.

Tendré que esperar a la próxima para gozar con mi favoritèrrima e indestructible In your honor. 13/14

Kurt Vile and the violators

Kurt Vile ´n the violators

Paladeable y exquisitérrimo country rock. 13/14

Catfish and the bottlemen

Catfish and the bottlemen

Nombre cojonudo para un grupo by the way. Con un tema de Sinatra como previ@ la anglomuchachada se destapò con sorpresivizantes supraguitarreos de pop potentizado y empoderador bien medido con un cantante que ejecuta su coreografía posturera a la perfección. Buen descubrimiento. 13/14

Viva Suecia

Viersábado 7-8

Viva Suecia

Y viva Murcia. Llegar tarde (colas locas que no se implementaron en la primera jornada) no mermaron mi musicalidad y pasión ya que llegué a tiempo para empaparme de la buena tralla y potentérrimas atmósferas pudiendo gozar A dónde ir, la cual alargaron como merece sabedores del tesoro himnario de que se trata, y Bien por ti. 14/14

 Aurora

Aurora and the betrayers

A quienes teclas no le faltaron por cierto. De Frontwoman con toques de diva del soul y un cañón de voz potente como Tina Turner o Aretha Franklin y dulce como Janis Joplin. Buen gusto, tributo a David Bowie included. 12/14

Spoon

Spoon

Anglorock de perfeccionista ejecución. Indumentarizados (casi) todos de negro a lo Caiga quièn caiga o más propiamente Men in black se trató de una formación apañada.

El tema Inside out (creo que Bryan Adams tiene la primigeneidad del título de esa tonada) no estuvo nada mal.

El atardecer siempre da una impronta épicomàgica a cualquier buena canción. 11/14

Ryan

Ryan Adams

Un tipo magno cursando rock reivindicativoentregado desde la patata. Desprejuiciados guitarrazos con interregnos de filocountry maleabilizado dónde también hay momentos para fases bizcochonostalgizantes. A los teclados un tipo brutal, genial. 13/14

Cannibals

Bailongos y entregaos (faltaría más). Oídos de refilón mientras estaba esperando para zamparme un bocata de chorizo, lechuga y no me acuerdo ahora mismo qué más a precio de farlopa colombiana sin cortar, bien pura guey. Una pequeña banda recién echada a andar cuyo presente se torna ideal para ir amenizando festis y telonead@s vari@s. 9/14

Green day

Green day

Soberbios, pura crema, los californianos estuvieron incontestables. Casi 3 horacas de directazo y show mayúsculos. Más de 40 minutacos de retraso que fueron compensando con un concierto mítico, versiones de Beatles y Rolling incluidas. También compensó claramente la descarada/valiente mofa burlona continua y sana hacia Donaldo El trampas, cuadragésimoquinto presi de los States, zerdo e hijoputa dónde los haya y que tiene en la cabeza un gatete acostao. El espectáculo más completo y diversional de todo el festi madrileñista.

Pese al regalo del doble bis faltó Wake me up when september ends, pero vaya, estuvieron salvajemente increíbles para cerrar la segunda fecha madcooliana. 14/14

Xavier Rudd

Sabadomingo 8-9

Xavier Rudd

Trìptico australiano afrohippie cuyo multistrumentista líder surferfucker pro de las antípodas pinta fumeta guaperas total Brad Pitt mode on toca descalzo, sentado y con la guitarra acunada en su regazo. La voz en reverb fuè un toque bien cuco.

Música solar, tropicoveraniega, feliz. Progresividades oceánicosalvajes, naturales, radicales, de 3 tipos que molan un puñao.

A Bob Marley le podrían molar como a mí haber podido contemplar a Nirvana. Forza Mel Gibson forza Tame impala forza Rudd. Australia rules. 13/14

 Wilco

Wilco

Iba con pocas expectativas, las escuchas previas en el spoty me aburrieron como una ostra.

Eso sí, que lo bueno también hay que decirlo, batería de altos vuelos, tirando al virtuosismo. Combo notable en multicapas y pluritexturas de experimentación filosonicyouthista con vetas country.

Excepto los momentos en que 6 cuerdas del pelo corto y batera se vuelven locos por instantes y canciones hablamos de música monótonoaburrida ideal para irse a sobar.

De ésas bandas algo sobrevaloradas. 12/14

MSP

Manic street preachers 9/14

Curioso anglopop de buena calidá de batera con guantes a lo Gosling en Drive pero servidor ya estaba pensando en gozar con

Dinosaur junior (portada)

Dinosaur junior

Reseñando sobre J Mascis podemos hablar de un jodido genio, los SOLOS de la Fender a la altura de Cobain o Hendrix son de puto museo. Guitarrazos rompecinturas a lo Romàrio (a Alkorta) que descarrilan en conciertacos de aúpa, supramemorables.

Los 80 le pueden seguir comiendo la polla desde el culo a los 90, y punto. Ahora entiendo también/más aún porque me gustan tanto Monte del oso, Nirvana o Alborotador gomasio. 14/14

Savages

Entregàs y recomendables estas mozas oiga. 12/14

 

Kings of leon

Siguiendo con los #parecidosrazonables tienen un batería casi clavao a Ujfalusi. No están nada mal, va a ser que esta gente toca de puta madre, tocando refrescar y estrenar escuchas. Caleb Folowill atesora un vozarrón cojonudo que junto a líneas de bajo exquisitas y guitarrazos varios en lo que no andan pochos los de Tennessee completan un gran conjunto de músicos. 13/14

Foster the people

Foster the people

O el club de los sagrados corazones. Cañonazos filochentudos a doble percusión parapetada en teclados glam forzudos. Su voz principal también cuenta con un chorrazo vocal filofeminizante a lo Whitney Houston.

Chics, glams, con flow elegantérrimo, podrían valer perfectamente en alguna ráfaga como banda sonora de la próxima peli de Winding Refn. 12/14

Moderat

Moderat

Electrobunkerización germanoberlinesa eficazgeometrizante. Una jodida (declaración de) guerra inditrónica dura, un (think) tank de otras melomanías. Para una sesión bien cañera de Siglo 21 (Radio 3) van como culo al calzoncillo (o braga). 12/14

Del Mad cool al cielo

Con el Día de la música indi lamentablemente extinto y el Dcode convertido en una auténtica pachanga supraedulcorada (a una sola jornada no se le puede llamar festival, si acaso ciclo de conciertos [por cierto, hay que importar las buenas ideas: l@s residentes en la comunidad autónoma valenciana tienen d€$cuentos en los festis por el mero hecho de dicha residencia/poblacionalidad, ¿a qué esperamos en Los madriles?) desde que pasó a ser un monoevento de una sola fecha, el Mad cool (more international mode on) se alza ya victorioso desde su atalaya como el mejor festi estival de la capital entrando en el circuito de la élite sonora junto a cremosidades como el FIB, el Arenal o el BBK. Esto es así.
Todavía ayer al ir y venir del voluntariado mis retroefervescencias y reminiscencias literatomelómanas estaban a flor de piel y pasión. Montañicas de césped artificial enrrolladas, algún que otro contenedor gigante aún por retirar, (las avenidas de) las palmeras.. El madrileñismo sónico vuelve a estar de enhorabuena, California tiene el Coachella, sin embargo desde el melohumanismo podemos presumir gozosa y cremosonamente de nuestro ya eterno Mad cool.

Galaicadas

[En mis oídos la melomanía, again, en mi corazón y por los 4 costados, hasta las cachas Calveliña, again, forever]

Morir haciendo tu trabajo no puede por menos que ser honradérrimo, memorable y supraplausible, así que por cierto PEDRO, acróbata, artista, ésta edición y ésta literatomelómana crónica van por tì.

 

*Siendo 14 la ejecución o sentimiento más favorable

Texto y Movilgrafía Pablo De Serna


[ Ballantine´s True music festival. Madrid 9-11 junio ´17 ] Plurimadrileñismos expansivizantes

We are scientists

Sala Changò
We are scientists

A falta del himnaco Textbook la mejor banda de anglo power pop del planeta rindió como se esperaba dejando con ganas de más. Además de las recientérrimas Buckle, In my head, Classic love y Headlights el trío neoyorkino echó mano de anteriores legados sónicohimnarios para literalmente petarlo in Madrid, again. A tus bandas tótem nunca te cansarías de paladearlas, y es que los Scientists derrochan buen rollo, ejecución y guitarropercusiones perfectas y la esencia del pop rock premium caviar beluga: sólo 3 tipos à guitarra, bajo, batería. El indie rock jamás había molado tanto.
The best (foreign) anglopower pop band ever? Without a shadow of a doubt for my taste 😉

L.A.

Círculo de Bellas artes

L.A.

El grupazo baleárico sigue destilando la herencia y todo el poder del mejor rock norteamericano de todos los tiempos. La banda de Luís Alberto Segura está unida invenciblemente al crescendo melómano. En El Círculo diò Antonio Vega probablemente su mejor concierto y el más ìntimo, para mi menda dicho precedente y contexto implementaron un previo de nervios muy dulces. Y los mallorquines, pese a los problemas con uno de los micros, volvieron a regalar un conciertaquérrimo hilvanando hits añejados con bestialidades recién salidas del horno. Para mí, sin duda, la mejor y más grande banda patria de ayer y de hoy (y de siempre) cantando en la lengua de Hank Moody.

Fickle friends

Fickle friends

Potente filochentismo con más que apañada vocalista para desembocar en el arrejuntamiento de gente divertida ideal para el previo de platos más fuertes y codiciados.

 

Café La palma
Full
De trazas vetustianomórlicas el combo patentizó un pop currado y sentío que tonada tras tonada fue enganchando al respetable en un recinto casi a petar y con un calor filomelómano muy (de) dulce.
Full

Polock

Grato descubrimiento los levantinos. Siguiendo la estela de personas que no cantan en su lengua natal me gustó bastante como (auto)paladeaban sus deliciosos interregnos sonoros. Pop dulce proatmosférico que entra bastante bien (a media tardenoche). Y de nuevo otro trío, el formato de banda más puro, dónde de veras se muestra la calidad artística de un grupo de música.

Polock

Tempo club

Sethler

Hugo Martín Cuervo implementò en familia electroacustias exquisitas y arrojadas. Sólo ante `el peligro` de la melomanía, armado únicamente con su voz y su par de guitarras regaló un minutaje sorpresivizante y sabrosón para seguir ganando adeptos. Con la intertrazada versión de Un buen día (Los planetas) me acabó ganando. Un tipo bastante majete.

Sethler

Rock nights

Pese a la primigenia confusión (cronogramática) y a que los pinchadiscos me interesan más bien poco he de apuntar que su angloselección musical no estuvo nada mal y que en una playa californiana bien fronterizada en palmeras y cactáceas al atardecer, degustando un buen bourbon, se me antoja una banda sonora de cremosidad filocinematográfica.

Lamentabelérrimamente los previstos paladeamientos (reflejados en la preimplementación del cronograma de rigor) de Cápsula y Dj Amable no pudieron cuajar.

El primaverano melómanocapitalino ya tiene otro evento para deslizar el color rojo sobre el calendario. Iniciativa, apuesta y resultados traduci2 en éxito y calidad el True mola un cojón y da gusto que en la etapa dorada del indi sigan fructificando festis tan atractivos como el que os he narrado. La primera edición del festival intersalas madrileñista más ambicioso hasta la fecha bien merece consolidarse. [ Próxima estación Mad cool ]

 

                                                                                                                  Texto Pablo De Serna
                                                                        Móvilgrafia De Serna y Ana F`dez Calveliña

Calveliña ´n I

 


[Flanagan] Ferrocapop

Flanagan

Ágil pop luminoso dulce (que no edulcorado), sintes eficientes, letras por momentos muy parlanchodivertidas, limpidez en las ejecuciones. El combo de Mataró despliega melodías juguetonas y ritmos cremita en cortes de 2 y 3 minutos concentrando buen hacer y originalidad.

Genial Documental de Gambia, desde el título hasta toda la composición. Franco Battiato, Buscando un eclipse y No desespero: ráfagas poliédricas más que suficientes para volver a darle al play redisfrutando un buen trabajo discográfico, sí señores y señoritas.


[Foo fighters] Leyendas del rock (y del posgrunge)

In your honor

Te pueden gustar o no, a servidor obviamente le enrrollan, y mucho, pero éste trabajo double dragon discompactil (el primero para toda la carne al asador, el segundo para la introspección y la acústica gourmet sublimando todo el bizcochismo intimista que haga falta) vuelve a demostrar lo impecable, límpida y perfecta ejecución/producción disqueras. Las cancionzacas de los Foo, en la inmensa mayoría de las ocasiones protagonizadas por guitarras brutalcelestiales sin olvidar la cremosidad máxima percusionil de Taylor Hawkins desde su incrustación en la banda invitan a surfear como un loco, follar cual tiranosaurio o perderse en un Mustang 500 por alguna carretera icónica.

Grohl es un músico mayúsculo, un currante, un autodidacta magno que jamás podrá negar que gran parte de su éxito se lo sigue debiendo al proyecto del gran líder de Nirvana. Él lo sabe pero está en su perfecto derecho de hacer las declaraciones que estime oportuno. Razor, Still y Over and out no están mal y sobre todo Friend of a friend, que me reminiscencia a Cobain e incluso a Kevin Parker, pero vamos al grano, al cede 1, más redondo que la carne y el pan de la hamburguesa que te comes el primer día de vacaciones en California (o Australia) dónde las Gibson, Fender y Gretsch lo petan como el buen arte del rock merece. Can you hear me, hear me screamin´? Sin duda, con tan ciclópeoépica primera ráfaga no puedes más que gozarlo. Volvemos a la idea de follar como leones, pillar olas locas y por ejemplo y/o también gozarlo en festivales y juergas varias sintiendo el putoamismo de la melomanía siendo todo lo hedonista que te plazca.

“Himnos reimaginados con grandes arrebatos de ruido melódico [(]de guitarras[)]” (Steve Kilbey, The church). In your honor, Best of you, The last song. Ostiones aguitarrados 1 detrás de otro, hit enlazado con hit para no dejar de clavarlo. No busquéis 3 pies al gato, no hay ni una pocha. Cuando Dave, Taylor y sus colegas la lían con las 6 cuerdas y las baquetas ya no hay nada que hacer, bueno sí, gritar Fuck yeah! y dejarse llevar por ritmos y tonadas tan magnas y bien hechas. La antipasteleante y antipaletines voz de Grohl se funde y turna con guitarrazos lumínicos indestructibles para ir dándote la del pulpo sin dejar de hacer justicia con amplis, cascos o lo que sea. Un disco grande como diría Julio Ruiz, muy grande, y de qué manera. Otra de ésas perlas por las que entiendes lo decisivo que seguirá siendo la música/melomanía en tu vida, colectiva pero también lo más sana e intransferible y subjetivamente posibles y deseadas.


[Señores y Cuzin Siroco viernes 27 marzo 2015] Verbena señorial

Señores cabecera

Cuzin fueron los primeros en abrir la lata nocturna pegándose un buen viaje proanglo pospunk de reminiscencias germanas en el que el trío madrileño, de bajista frontman, se entregó con contundencia, frescura e inmediatez. Con una puesta en escena sencilla Jero, JC y Manel presentaron su recientísimamente facturado Problemas épicos, primer largo de la banda que implementaron con justicia en vivo demostrando su buen hacer con los mimbres del rock garajero electrificado en sus esencias más vertiginosas y ásperas. Un entrante más que jugoso para ir haciendo sitio al banquete de noise pop sublime que a continuación descarrilaría soleado.

Cuzin

Goiko, Julen, Claudio y Guille comparecían ante el respetable con gracejo y envolviéndose directamente en sus mejores atmósferas para ir dando buena chicha a su selecto cancionero. El cuarteto bilbaíno desplegó un estilo exquisito y melómano abriendo con Gente normal, un temazo brillante en toda su estructura perteneciente a su último doble pildorazo verbenero. Excepto su primigenio e interesantísimo EP Señores se casan, el combo norteño dió buena cuenta de toda su intensa y sobresaliente trayectoria resaltando su Curso práctico de autoestima, un trabajo ejemplar imprescindible entre lo más destacado de 2013 salpicado de momentos tan gloriosos que es casi utópico cansarse de él. Felices facturas o Cretinos united, entre otras, unidas a la brutal y adictiva Miráme (los placeres me disfrutan), fueron compactando un bolo genial que merecía durar más.

Para las lúcidas implosiones finales Señores echaron mano de una cuádriga ciclópea que condensaría sus himnos más incontestables de ayer, hoy y siempre. Verbena en la plaza del pueblo, Amable y Carta de amor futura fueron un tsunami imparable hacia el olimpo del pop ácido y distorsionante que tan magistralmente ejecutan. Para el fin de festejos y como hicieran Los Planetas en los primeros 90 con La caja del diablo como no podía ser de otra manera pusieron el broche de platino con El vendedor de enciclopedias, una sonrojante obra maestra germinada para cerrar el círculo de cualquier grupazo del rollo. El corte va escalando sin prisa pero sin pausa hasta llegar a la parada del orgasmo y pedaleo guitarrero más irreversible. Goiko, que en todo momento patentizó actitud y goce, no tuvo más remedio que dejarse llevar para entrar en trance con su Fender hasta el último acorde.

La suerte está echada y el señorío sónico de estos chicarrones no es otro que una propuesta a la altura de los elegidos. Un descubrimiento mágico con sensaciones tan maravillosas como las que desarrollan Alborotador Gomasio. Si todo fluye con lógica y justicia (poética) los escenarios más cotizados los tendrán encima muy pronto para seguir extendiendo la buena nueva de la rama más atractiva del pop. Pues eso, un señor concierto, otro bolo que va de cabeza a los mejores recuerdos sonoros del 2015.

Fotografía: Pablo De Serna

Señores 2

10986676_1038369059511862_1499589997838580844_n


[Los pilotos y Sangre Charada 27 junio 2014] Derrapes sónicos postsanguinolentos de una noche de verano

LosPilotos+sangre

Tras el enérgico y aplicado directo de Sangre, un divertidísimo sexteto fémino que luego se uniría a la fiesta y bajo un calor que apretaba con justicia (la avería del aire acondicionado hizo protagonista a la entrañable analogía de un ventilador) Los pilotos, o lo que es lo mismo Florent Muñoz y Banin Fraile se dejaron llevar en un show cósmico más que apañado para ofrecer a todos los que nos dimos cita en Charada un bolo de puro entretenimiento encapsulado para empezar el finde soleado y con poderío.

la foto 2

Con Julio Ruiz y parte de Los claveles y Juventud juché entre los presentes la noche aperturaría con un ariete verbal mítico de Banin: “Si habéis traído pastillas es el momento de tomarlas”. Todo estaba listo para empezar a gozar con el plato fuerte. Pasaban 18 minutos de las 10 de la noche y empezaron a expandirse las primeras ráfagas de Paisaje sonoro.

DSC_6367

Tras un montón de cables, aparaticos y juguetes sónicos varios y compartiendo protagonismo con el icono manzanil de Jobs Banin y Floren agarraron con decisión el volante para pegarnos un viaje cósmico sentío muy recomendable.

Con Floren tirando de su Fender para el segundo tema de la sesión se dejaba atrás la fase de grupos para meterse de lleno en el tramo decisivo hasta el final, momento en el cual Banin (a veces casi en trance) se recreó prestidigiteando su aparatejo colorao Alesis Air Fx para enlazar con la tercera parada sonora, corte mítico protagonizado por su primigenio himno de debut Cero en blanco, que hundió el acelerador para surfear hacia el clímax del evento.

Más adelante e implementando prácticamente todo su reciente segundo álbum nos sacudirían brillantemente con Longitud de onda 585nm deleitándose y sumergiéndose en las texturas alcanzando la pole. El regreso de Logan se engrandeció con su acertado apoyo guitarrilpedalero.

La sensación de esta genial propuesta electrosureña que queda es de satisfacción más que subrayable, ahora bien, coincidiendo con mi mejor amigo del rollo en varios comentarios interrégnicos a lo largo de la velada, el contexto de un festival y horas más intempestivas eclosionarían en una gloria sólo al alcance de los más grandes del género.

La noche del 27 al 28 de junio del año de gracia de 2014 pilotaba hacia la recta final, pero aún quedaría un agradecido bis que me reminiscenció a una gran noche en La plaza de Los mostenses dónde Florent y yo, unos buenos copazos, una intensa charla planetera y planetófila [días recientes de La habitación de Fermat y Una corona de estrellas] y unos besos furtivos cocinaron un germen que se robustece cada día más para el arte poliédrico y mayúsculo llamado música (y la consiguiente autobanda sonora de tu vida).

Acabar la noche compartiendo unos fragmentos temporales con maja, abierta e interesante gente del rollo y llevarse a casa el tesoro de las firmas de Florent y Banin estampadas para la eternidad en los libretos de Super 8, Pop, Encuentros con entidades y La leyenda del espacio acabaron por dibujar un círculo pletórico para encarar festivales y conciertos venideros de un año que quedará para la historia de melomanías personales y memorias colectivas.

Los pilotos vuelven con una escudería potentísima y el podio asegurado. No se los pierdan. Sigan atentos a próximas carreras y los encontrarán siempre en las primeras posiciones.

 

Fotografía: Alfonso Vega


[Sidonie teatro LARA 2 abril 2014] Dandismo pop electrofuturista

Imagen

Aunque soy más de la magia de un concierto de pie al aire libre festivalero o en una (gran) sala el encanto de paladear a uno de tus grupos tótem desde una butaca también tiene su embrujo.

El teatro LARA fue de nuevo el escenario elegido, ya que como recordó Marc ROS se trató del lugar dónde acabaron la gira del Fluído.

Con una puesta en escena conseguidísima (el toque de los neones fue un flechazo y un puntazo mayúsculo), sencillamente genial a las 11 de la noche clavadas y después de las notas del himno de Canadá harían su comparecencia en las tablas el trío barcelonés junto a sus dos nuevas incorporaciones sierrocanadienses (Marcel y Edu) luciendo unas atractivas cazadoras doradas proDrive que cumplieron con creces el objetivo para predisponerse al legendario bolo que se iban a marcar.

Imagen

El primer trébol de cuatro hojas sónico que nos regalaron antes de presentar nuevos cortes recién salidos del horno fue protagonizado por 3 himnos (Costa azul, A mil años luz yFascinado)y La sombra.

Tras unas breves presentaciones de la banda llegaría el turno de tocar Sierra y Canadá (historia de un amor asincrónico), dónde los teclados Nord electro 3 y las nuevas texturas se desencadenarían adueñándose de toda la novedosa y adherente atmósfera de la formación.

Para la siguiente el quinteto se haría sexteto gracias a la presencia de Miri ROS para colaborar en GAINSBOURG y Los olvidados.

Con una sala ya completamente entregada y feliz Marc nos sorprendió con la pieza final de Sierra y Canadá, Hiroshima mi amor tirando de su juguetito Omnichord retrofuturista neorobotdistorsionante. Una introspección estelar.

IMG_4256

En el siguiente tramo del viaje salieron de la maleta sónica pura diversión y explosión actitudinal dónde ya se notaba a la banda totalmente cómoda y aventurada. Todo lo que nos gusta, En mi garganta, Un día de mierda (temazo con serios visos de convertirse en himno dónde la receptividad coral sería notable desde el principio) y Un día más en la vida, de nuevo con la presencia de la hermana de Marc para los conocidísimos y coreables estribillos.

En siguiente lugar tocaron On the sofa, esa cancionzaca de Shell kids que enlazaron con El bosque, instantes en que brillaría el solo de Marc entre el público con un alargue guitarrero apoteósico alzándose en clímax distorsionil de la noche jugando y pasándole el testigo a la maestría y pasión de Axel PI en la percusión.

IMG_4696

Antes de los bises se deleitaron y nos deleitarían con otra canción muy coreable, Estáis aquí, de nuevo con el sexteto bajo los focos con un Jes SENRA (que aguantaría con la chupa cósmica hasta el final cumpliendo magno su promesa) animándose con el tambor.

Sin decaer ni una milésima de intensidad tocó una versión de My generation de los Who subrayada por un remate bateril bestial de nuevo a cargo de Axel a la que siguió Sidonie goes to Moog, estirada hasta la psicodelia (teclil) instrumental.

Era el momento de la recta final. Todos seguíamos sedientos, con aún más ganas. Tras unos minutos en que pudimos volver a contemplar el despampanante decorado Marc se lució intimista con Giraluna, defendiéndola sólo con su GIBSON (igual que en su cremoso acústico en Fnac del pasado 25 de marzo coincidiendo con el lanzamiento del nuevo disco). Antes del tríptico definitivo llegaría la segunda parte alargada de las presentaciones del grupo; tras lo cual y sabiendo que lo único malo sería que ya quedaba poco para que acabara el conciertazo se volverían a entregar en Por ti (regalo extra set list), Nuestro baile del viernes y El incendio, implosionante y creciente conflagración sinfonicocósmica con el respetable ya totalmente abducido.

Los aplausos y los vítores se alargarían con todo merecimiento. Otra noche perfecta de la banda demostrando su excelente estado de forma y sus ganas de seguir innovando y pasárselo en grande. Uno de esos acontecimientos musicales míticos que quedan irreversiblemente atesorados en la memoria colectiva y personal e intransferible de cada uno de los privilegiados presentes. Uno de los conciertos del año, sin duda. Una obra maestra, una noche entre el 2 y el 3 de abril del año de gracia de 2014 inolvidable.

De Sidonie al cielo.

 

Fotografías: Pedro BAO


[León Benavente, Dynamo shock, Señor blanco, Djs Rayadas y Djs Poplacara 29 marzo 2014] Cálidos rúgidos sónicos

Imagen

Pese a las descontextualizadoras y adversas condiciones climatológicas Montilla acogió y fue testigo de una noche de buena música y mejor rollo. La abuela rock y Poplacara volvieron a unir fuerzas para conformar un cartel contrastado y muy atractivo.

La nave industrial dónde tuvo lugar el minifestival poplacariense reminiscenciaba una magia particular curiosa y magnetizante.

Imagen

Para ir entrando en calor Djs Rayadas aperturizaron pinchando temas moviditos de aquí y de allá. Fue el previo elegido y acertado para la primera formación cordobesa de la noche: Señor blanco, que dieron forma a su bolo a través de un decálogo sónico que recorrió toda su discografía junto con bienvenidos apuntes de lo que será su próximo trabajo. La banda andaluza mostró ganas, energía y positivismo (sonoro) para seguir caldeando el ambiente y luchar contra las inclemencias de la más que fresca noche. Entre temas como Mi punto de control, Edimburgo, Estáticos y frágiles, Heridas de guerra y Sin gravedad el momento álgido de su apañado pop rock llegó cuando se marcaron un popurri indie atreviéndose con un homenaje a los consagradísimos grupazos de star system compuestos por la triada Los planetas, Lori MEYERS y Los piratas.

Imagen

De nuevo las simpáticas y melómanas Djs Rayadas harían de previo para el momentazo más esperado del evento: León Benavente. El cuarteto leónido fue el que subió la temperatura al máximo en el clímax de la velada embarcándose y embarcando a todos los presentes a través de un viaje de 12 canciones líricamente geniales y con un sonido buenísimo rozando la perfección del estudio y los arreglos. Tras una majestuosa Intro las 4 primeras fueron Las hienas, Década, La gran desilusión y Muy fuerte, éste último corte fue con el que empezarían un in crescendo imparable hasta su apoteósis (instrumental) final.

El quinteto siguiente antes de los bises correspondió a Revolución (dónde se desatarían los incondicionales coros hasta el aliento postrero), Avanzan las negociaciones, El rey Ricardo, Europa ha muerto y Ánimo, valiente, el imparable himno de la banda que se alzó con una potencia y un ritmo con el que ya tenían más si cabe a todo el público en el bolsillo.

La terna conclusiva fue protagonizada por Todos contra todos, La palabra y Ser brigada, temazo dónde la apoteósis concluyente sirvió de broche a una actuación grandísima: sólida, de sonido y coordinación pulcros y de una contundencia que cumplió con creces todas las expectativas.

Imagen

Antes de que Dj Mo y Dj Mongui cerraran desde los platos llegó el turno del trío montillano Dynamo shock, un grupazo sorpresivizante con una estética y cuidada puesta en escena que enamora desde el primer instante. Electronoise (me ganaron con la pegatina de uno de sus portátiles) personalísimo anglolírico con un derroche admirable que sumado a unas ganazas y pasión locas por su/la música dan como resultado un grupo muy a tener en cuenta que seguro que dará mucho que hablar a cortomedio plazo. Su sonido recuerda mucho a Delorean, pero incluso imprimiéndole más capas poderosas e intensas dónde las distorsiones y la presencia de las guitarras completan una atmósfera vigorosa y compacta.

 

Fotografías: Álvaro TRIGOS


[Ellos 7 marzo 2014] El azote indi de Guille MOSTAZA

Imagen

Entrar en un garito/sala/lugar para el bolo y empezar a escuchar Lori MEYERS y salir después de una hora y media de show, música y diversión escuchando Cumpleaños total se me antojan un prólogo/épilogo grande y con buen gusto.

Tomándose el posicionamiento bajo los focos con una calma y pausa admirables Ellos, o lo que es lo mismo Guille MOSTAZA y Santi CAPOTE ofrecieron un concierto multimedia interactivo divertidísimo y que no dejó a nadie indiferente.

Guille, enfant terrible del indie patrio, con la colaboración de Santi, que jamás abandonaría tampoco su pintona Fender, no dejaría casi títere con cabeza en sus geniales arrebatos y acometidas intercancioniles: Love of lesbian, Dorian, León BENAVENTE, Second o Wilco fueron víctimas de sus viperinas imitaciones e ironías y no ironías varias para ir dando forma a un evento original, cachondo y positivizante.

Imagen

La dupla sónica MOSTAZA-CAPOTE ofreció un recorrido por todo su buenísimo repertorio seleccionando sus mejores hits aderezados con un apoyo audiovisual míticoretro que no sería justo pasar por alto: Lengua viperina (himno de la última y gratamente sorpresivizante etapa del grupo), En tu listaTú primeroDicen que te vas y Hasta el final entre las 6 primeras.
Le seguirían otro temazo recién horneado, Aunque te rías de míCerca (prologada mediante una fricada barriosesamil) y Campeónclímax y hora punta dónde Guille se mostraría magno regalándole el micro a las superfans ultragroupies más correligionarias de primera trinchera.

Imagen

El cuarteto final sería para El anillo, Diferentes, Lo dejas o lo tomas y El regalo, momento en el que ya valía casi todo y en el que más de uno y de una no rechazaría la invitación de saltar a las tablas para marcarse los momentos finales junto al simpático dueto.

Lo dicho, una noche de fiesta y hitazos dual, bifurcada y retroalimentaria dónde Ellos y los presentes en el acogedor Contraclub no pararon de pasárselo bien, vaya lo que debe ser todo concierto.

Fotografías: Elena ROSILLO


[Los claveles y Los wilds 21 febrero 2014] Guitarras y bailoteos grunge autóctonos encapsulados

Imagen

[El matrimonio bien avenido entre Madrid radical y la sala Juglar de Lavapiés siempre ofrece buenos bolos. Un reducto para los sonidos underground y la alternatividad sónica más independiente, un acogedor refugio 101% reivindicable y un altavoz para propuestas valientes, divertidas, honestas y que saben dejar buenos momentos y mejores canciones. Todo esto que vaya por delante.

La cosa exógenamente puede seguir cuesta arriba pero en todo momento habrá espacio para la buena música, las ganas de pasarlo bien y toda la buena gente que está en el ajo e infatigablemente dispuesta en primera trinchera]

Imagen

Con Joe Crepúsculo y 2/5 de Los gomasio entre los ilustres presentes el asunto pintaba bien.

Los claveles, se presentaron 3, como los mejores y míticos Nirvana (o también Sidonie y Nada surf) resolviendo con maestría su turno sacándole sonidos espectaculares que rebotaban enormes para acompañar unas letras magnas punkis y con puñados de realidad en un directo descarnado y que no deja indiferente a nadie, como la genial portada de su primer largo, Mesetario.

Escuetos intercancionilmente se vaciaron en la estricta profesionalidad de tocar y sentir sus temas. Compactaron con maña todo su repertorio con una cuidada selección de canciones desde su primer trabajo homónimo (rescantando Ylayali y Con el dinero en la mano) pasando por Tanatorio y su sencillo Nacional 42 EP hasta llegar a sus cortes más recientes con destacables momentos para su himno Estafas (admirables y adictivos toques countries con filtro castizo) o temazos como La ruta destroy y La pena negra animando bailes grunges a tuti plen.

Imagen

Antes abrirían la noche la banda más gamberra y macarra del evento.
Garaje rock tropical. Así reza con acierto y ganas de juerga su bandcamp: el cuarteto que forman Los wilds cual alineación balompédica se deslizaron sobre 11 temas para ir deleitando a una parroquia cada vez con más intensidad y entrega. Mezclando inglés y español (castellano filomesetario para la ocasión) no pararon de derrochar energía, FIESTA y desfase músicoactitudinal.

Su frontman tomó claramente el protagonismo desde los primeros instantes para dejar las mejores perlas tanto verbales como de maniobrabilidad, un tipo (auténtico personaje) con un estudiado desencamisamiento cañí que se movía más que los precios. Gloriosa la movida que se marcaría con un ampli.
Un bajo, 2 guitarras y batería. En el apañado escenario juglariense los 4 salvajes de su formación titular le sacaron todo el jugo a los instrumentos, demostrando una eficacia sonora bastante plausible.

Un momento grande llegó a la hora de abordar la quinta pieza. “Es patio. Esta canción se la dedico a mi esposa” para dar entrada a su ariete Cocaína.

La temperatura y la implicación fueron escalando poco a poco sin ceder un paso atrás. Muestra del clímax fue su despliegue con una potente fase de torsiones y distorsiones guitarreantes sublimes y salvajemente propsicodélicas para afrontar el triplete final con Hombre lobo (cantada por el bajista), un homenaje a Lou REED y una nueva como muestra de su próximo material.

Fotografías: Elena ROSILLO