Archivo de la etiqueta: Cine

[Luis Alberto Segura] `Lo que te viene a la cabeza en momentos de soledad tiene más peso que lo que viene en momentos de euforia´

L.A.

Llegan momentos en que estás sólo, en la habitación, en la calle paseando, y lo que te viene a la cabeza tiene más peso que lo que viene en momento[s] de euforia.

King of beasts son canciones de aislamiento [e] innocuidad, de estar en una especie de habitación kubrickiana, es el disco en el que más he arriesgado por la luz, producirlo yo mismo me diò rienda suelta a encender todas las luces de la habitación. Veo ecos de Shyamalan, Scorsese, Wes Anderson..

Los complejos que pudiese tener ya me los he quitado todos, con KOB más que nunca.

Si pudiese seguir cre100do llegando a más gente ¿por qué no? No me da miedo el mainstream

Luis Alberto Segura (L.A.) en Mondo Sonoro


[Ray Loriga] Hundimiento y resurrección

Der untergang

Se amontonan desgracias, fantasmas y milagros. Los fantasmas son pequeños pero aumentan al ser mirados por la lupa de la sospecha.

La luz de algo que intuimos, pero que no vemos. La esperanza de ser otra cosa, algo mejor que lo que somos. Una esperanza que nos hace mejores ilumina[ndo] nuestros espejos con un reflejo idealizado de nosotros mismos. Nos hemos acostumbrado a imaginar el mal como algo que se nutre de oscuridad, de lo desconocido, nos hemos acostumbrado a ver[lo] instalado en el territorio de lo ajeno.

No hay nada que temer ni esperar más allá de nosotros mismos.

http://elpais.com/diario/2005/02/27/madrid/1109507060_850215.html


[Ray Loriga] ‘Con la muerte en los talones’

8518

Montar sus historias alrededor de imágenes, momentos de cine formados en [la] cabeza de manera tal vez caprichosa, pero nada accidental. Imágenes que pertenecían al territorio vallado de su genio [(]creativo[)] que surgían de sus sueños diurnos, frutos de un intelecto muy despierto, [instantáneas] que formaban parte de la pesadilla realista. Un cesto imaginario con mimbres de realidad.
Autor total, cineasta absoluto, [devolviéndole] al sitio que su obra merecía.

Un sueño, parte romance parte aventura parte pesadilla que tiene lugar en la dimensión real de lo imaginado.
[El] tamaño como artista [de Hitchcock] se debe en gran parte a que respeta obsesivamente los límites del arte, que nació para construir una realidad propia, un plano de existencia paralelo.

Un hombre que no existe, un señuelo, alguien que pierde su identidad y va poco a poco reafirmándose en ese juego de representación hasta diluirse por completo en el territorio de lo inventado. Una sinfonía perfecta de apariencias, un sueño real. La realidad es siempre más pequeña que el arte.

http://elpais.com/diario/2005/02/11/cine/1108076413_850215.html