Archivo de la etiqueta: Ceo

[Gira 2Ø aniversario 1998-2Ø17 Festival Sonorama Ribera] 2Ø años de melomanía y buenos caldos (, y lo que te rondaré morena)

Second

Llevar casi un año desconexionado sin catar un concierto (ciclo de ellos o festis varios) y hacerlo junto a la mujer de tu vida es un reenganche míticolegendario de los que dejan impronta. Y si además es para honrar y homenajear al Sonorama (mitiquérrimo festi patrio dónde los haya con su sacralizada Plaza del trigo por bandera) pues un previo de brunch y por la tarde un buen shot de bourbon pueden ir adentrándote en la literatomelomanía y pasión necesarias para encarar un sábado exquisito.

Fizzy soup

Filoanglosonorizaciones extensibles y extendidas para unos guitarreos rockea2 de un gran grupo entrante. Reminiscenciándome a grupos como The prussians desplegaron actitud y calidad, 2 ingredientes filosofales para bandas tanto `pequeñas´ (que quieren seguir en el ajo) como consagradas (para mantenerse en la delicatessen melomaníaca).

Buen grupo, gente maja.

Fizzy soup

Luís Brea y el miedo

Luís y sus muchachos implementaron gran pop rock gustándonse en cada tonada. Eché de menos Baso es con v pero cuando sonaron los primeros acordes del himnérrimo El verano del incendio comenzó a despuntar la sonrisa del estío en mi patata y las remembranzas del Arenal sound 2015 y de lo que puede venir éste 17 año de gracia de los 2 miles hizo que volviera a recordar el por qué de mi orgullosamente incurable dulce locura incondicional por la buena música.
Las recién horneadas Nueva generación, Como una ola y El kraken completaron el círculo de una banda con empaque y solera, tirando al culto.

Luís Brea y el miedo

Shinova

Shinova

Hace unos meses descubiertos el rock contundente y líricamente potentísimo de los bilbaínos presagiaba que en directo lo podían petar. Y así fue. Aún a falta de Ana y Niña kamizaze Gabriel y los suyos regalaron un minutaje de guitarrazos arranca2 de raíz y derroche sumo para seguir haciéndose hueco en la crema de la independencia sónicopatria. Arietizando visualizantoespectaculares con El combate del siglo le siguieron temacos como El país de las certezas, Para cambiar el mundo, Qué casualidad, una muestra de un repertorio molto cremoso para una formación de las que cree y hacer creer todo lo bueno y todo lo que merece la pena de éste deliciosérrimo veneno de comprar discos,  paladear álbumes y canciones vorazmente o chuparse una buena ración de kilómetros para seguir sintiéndote feliz.

Second

Si todo se oxida tampoco sonó ésta vez pero los queridérrimos murcianicos saben hacer muy bien lo que hacen y lo que hacen básicamente es muestrear uno de los mejores soni2 pop patrios desde hace añazos. Viaje iniciático ha dejado el listón muy alto pero Invierno dulce es un himno que predice que el nuevo disco lo va a volver a explosionar. Profesionalidad, entrega, ejecución. Sean y sus compañeros de melomanía siguen instala2 en un cold pop deluxe de punteos deliciosos, letras magníficas y detalles como fragmentos de La fuga de Logan en los visuales que hacen que se repatenticen en solidez y hambre de seguir facturando temazos.

Nivel inexperto explotó en el interregno adecuado, su mejor corte hasta la fecha que ya olía a culto desde las primigenias escuchas y desplegaciones.

+ de 4 horacas y media de pie en éxtasis de puro apasionamiento. Eventos de ésos de pálpito al primer toque que coges con la ilusión de un juvenil y disfrutas en tu mejor momento.

Ah, y por supuesto, la mejor banda jienense de la historia, Supersubmarina, estuvo en el aire en cada latido, en cada acorde, en cada percusión, en cada aplauso. Los amantes del alt pop premium virgen extra ardemos en deseos de verlos de nuevo sobre su hábitat natural, los escenarios, salas y festivales varios. LN Granada debe volver a sonar en carne viva en algún lugar para que 2 personas se enamoren o se quieran aún más.

Movilgrafías: Ana F´dez y De Serna 14


[Museo Picasso Colección Eugenio Arias (Buitrago del Lozoya)] Un genio llamado Pablo

Pablo Picasso

Tengo pendiente paladear El Guernica (las 2 veces que me recreé la muestra de Dalí se me piró por completo) pero con la expo en Buitrago y recordando mis clases institutales de Historia del arte sigo llegando a una conclusión: las creaciones del genio malagueño me gustan pero no me matan, eso sí, es innegable su revolución y su etapa cubista me parece una de las aportaciones más ciclópeas en la pictomanía universal.

En la madrileñista sierra norte el museo buitragueño sobre el artista andaluz da una muestra suficiente, escasa pero intensa sobre la vida y obra de un tipo poliédrico, visceropasional enamorado de la aventura que es la vida.

P. Picasso

Cerámica, dibujo, cartelería, cagafierro, pirograbado, litografía.. Aparte del propio pincel la obra picassiana se expansiviza y ramifica a casi todas las técnicas y posibilidades y éste museo nos ofrece un exquisito aperitivo que amplía y redimensiona su producción gracias al legado que atesoró su peluquero personal favorito para seguir desgranando y descubriendo a un hombre tan interesante y prolífico.

Picasso

Además de una visita pétreopaseogastronómica obligada por los bellos lares de Buitrago el coqueto espacio dedicado a Pablo Picasso merece la pena degustarse para seguir valorando nuestro maravillérrimo patrimonio pictóricocultural.

Pablo

http://www.madrid.org/museopicasso

[Por conexiones melómanas además de la distinguidérrima compañía de la mujer de mi vida en el viaje de ida (y vuelta) volvieron a sonar en el radiocedé del coche, vive dios, un temazo tras otro]


[Monte del oso] Ruidismo lidérrimo

Monte del oso

La música que no emociona no sirve para nada. Un paso más allá de la deliciosa escuela del power pop caviar beluga Monte del oso fue uno de esos descubrimientos antes de que acabara el reminiscenciable 2015 maravillosociclópeos con los que te haces aún más melómano. Con estos navarrucos lo que está claro es que prioriza la emoción, el vigor, la melomanía, el putoamismo sonoro por los 4 costados, el simeonismo sónico. Delicatessen ruidista, maravillérrimo antiedulcopop, melomanías norteñas. Esto tiene que doler se torna desde el primer ► en alineación titularérrima de himnos incontestables desde el primer acorde.

Esto tiene que doler. De verdad, sin adulterar

Ariete que desde los primeros soleados guitarrazos te hace sentir algo especial. Con inicios como éste sabes ya de qué pasta está hecha una banda, los navarros desde luego están hechos de una exquisita.

CNI. Lo tuyo es libertad lo tuyo es anarquía

El bukake ruidistoguitarrero sigue firme hacia la gloria. Temazo brillantoelectrizante adictivo.

Te ayudaré con esto. Siempre que sonríes soy feliz

Himnérrima tonada. De las canciones más importantes de toda mi vida. Para mí entre las 14 mejores composiciones de la historia del mundo mundial. Aglutina todas las bondades y virtudes de la banda para tornarse en una bandera eterna hacia la politóxicomelomanía más radical, absoluta e irreversible. Es sencillamente una brutalidad himnaria tan inyectante y adictiva que sólo te cansarás de paladearla tras la escucha infinito + 1. Creo que J y el resto de Planetas pueden convenir que su estribillo soleado asesina tus malos rollos haciéndote surfear por recuerdos y sensaciones importantes, ésas que te acompañarán hasta irte al hoyo. Sí, las guitarras, ráfagas y pedaleos siguen inflamando pasión y las mieles de la mejor música (de aquí y allá). En serio, una cancionzaca que muchos matarían por haberla compuesto. Gracias Ion, Edu y Luis.

Perdón número 67. Esta vez no tengo nada que objetar

Letra al esternón [en tardenoches como hoy]. ¿Las guitarras? Pues ahí siguen, líderes junto a una cremosona percusión. Con estribillo parapapapá pop premium incluido

Amigo fuego. Eres pura vida, un ser libre, un salvaje, una bestia, todo hambre, puro arte

Las 6 y 4 cuerdas siguen fundiéndose con la batera para seguir con la clase magistral de noise pop clase supra de todo el álbum.

La eternidad. Por esos ojos te doy mis huesos

Otra preciosidad para la saca. Atmósferas postrimeras indestructibles, sí, hay que joderse, vaya guitarrismo más mitiquérrimo non stop. Maravillosa para acabar un concierto/festival.

Seca hierba del jardín de mierda. Seguiré hasta reventar, no voy a pensar voy a machacar

No os olvidéis de la lírica, que con cosicas como ésta los navarricos patentizan que aparte del indiscutible putoamismo ruidista también saben cuidar muy bien la literatura para espetarla como es debido delante de un micro y a ser posible de mucha gente.

El estado de las cosas. En el mar de la mediocridad sobran peces, sal ya de ahí

Muy rico nene, sí, Monte del oso sigue petándolo, esta muchachada sólo sabe fabricar hits. Muy reminiscenciante: los amigos que sólo eran colegas de cañas y personas que van y vienen en los ruidos y las lujurías de las nochemadrugás y/o juergas varias.

Como agua entre las manos. Las últimas estrellas, la central desierta, rompiendo carreteras. Como globos en verano

Otro atesorable lujo filoasiático de tempos e interregnos perfectos.

Os quiero aquí a mi lado. En mi cabeza estáis todos aniquilados

Sí, el nivel no sólo se mantiene sino que no para de crecer. Cedés de éste calibre te hacen recordar lo necesaria que es la buena música, la otra música que la escuchen los sinsangre y resto de flojitos mangutenses de la vida. Ya se sabe la miel no está hecha para la boca del asno, y muchas veces, es mejor así.

Nuevas aventuras. No hace falta si no quieres hablar sólo abrázame sin más

Pepinazo tocafibrense de cierre íntimo a lo La caja del diablo. Aquí acaba el VIAJE ¿y ahora?, volver a dar las gracias pues y retornar a su escucha las veces que hagan falta.

`Disparan las frases como ejecutan los riffs: a cuchillo, manda el nervio, guitarras abrasivas y cierta pulsión hardcore a cámara lenta´ (Luis J. Menéndez). Teniendo en cuenta estos últimos meses si tuviera el honorazo de aparecer interrogado en Los discos de mi vida de Mondo sonoro éste disco estaría sin duda entre ellos.

El verano de tu vida, la mujer de tu vida, el gol que le da a tu equipo La Orejona, un bourbon crema mientras ves el atardecer en la playa, conducir un descapotable vintage por una recta loca de la ruta 66, ésa película que te deja con el culo torcido, un libro que te abre los ojos. Los pamplonicas firman un debut que es un auténtico ametrallamiento de hitets popruidistas sin tregua, noise titánico selecto para paladares supramelómanos y para otros que opten por empezar a escuchar buena música. De facto y de iure en el creamiest top del año pasado, junto a Alborotador gomasio y Disco Las palmeras se me antoja el tríptico guitarrerodistorsionil invencible de 2015. En definitiva, un disquérrimo patrimonio inmortal de la melomanía.


[Antonio Vega] La cosmogonía de los sentimientos

Antonio

“Es imposible sacar a nadie del sitio en el que quiere estar” (Carlos Vega). La síntesis perfecta de una personalidad que necesita sus momentos de penumbra y recogimiento para ofrecer su talento abiertamente cuando Euterpe le ilumina para deleitarnos con su obra.

Esa mirada: fragilidad, misterio, pero también cercanía, calidez y humanismo puro. Muchas veces se me antoja imprescindible escribir en caliente. Lo más inmediatamente seguido a ciertos acontecimientos. Empiezo estas líneas un lunes, 12 de mayo de 2014, desde mi habitación, en silencio, mirando de reojo el autógrafo del maestro que rescaté de mis archivos y adherí a la pared hace unos pocos días. Esta mañana el energizante programa de Radio 3 de Ángel Carmona me recordó el obituario y desde entonces no he podido parar de pensar en todos los intervalos que atesoro y relaciono a su recuerdo: sus composiciones siempre formarán parte de la banda sonora de mi vida recordándome lo quebradizos que podemos llegar a ser y las situaciones que te dejan sin aliento, las horas bajas y las intermitentes necesidades de huir, aislarse, desaparecer.

El otro día, al salir del cine, el documental de Paloma Concejero terminó por apuntalar mi puzzle sobre la figura del músico y la persona. No pude resistirlo y al llegar a casa me quedé escuchando hasta que me entró el sueño dulce mi desempolvada selección de sus mejores canciones.

Las sensaciones de melancolía y tristeza de aquella tarde se vuelven a reproducir en mí casi intactas en cada aniversario. Aún recuerdo con nitidez e intensidad el día en que se nos fue. La tele prendida en el salón, hora decente de comer y de repente lo oí, porque me costó escucharlo, digerirlo, interiorizarlo. Nada más salir del trabajucho que desarrollaba por aquel entonces y que en realidad jamás necesité fui directamente al palacio Longoria a dar el último adiós al genio madrileño.

—¿Para qué es ésta cola? —me preguntó una chica obligándome a pausar el ipod.

—Para despedir al solista más grande de éste país —le contesté sin tapujos y desde las entrañas.

Antonio 2

Firmado con todo el arte que pude reunir el libro de condolencias para la ocasión me quedé paralizado junto a la caja de madera con el crucifijo que lo albergaba. Mi reflexión fue sencilla y no menos brutal e irreversible: todo lo que no hagas antes de palmarla no lo harás jamás. Meses atrás había estado a punto de ir a verle al Galileo pero siempre surgía algo menor que me hacía cambiar de opinión y descartar mi idea. Ya no había vuelta atrás, Antonio Vega no regresaría nunca. Enseguida recibí la bofetada moral y aprendí la lección: no pastelees con tus pasiones, el carpe diem se torna piedra filosofal y es estúpido frenar tus impulsos positivos.

Me es imposible no emocionarme, que no me toque la fibra cada vez que escucho (y siento), entre otros temazos, la triada de himnos Lucha de gigantes, El sitio de mi recreo y Se dejaba llevar por ti. Pese a la melancolía de muchas de sus canciones eternamente me recordará muchos de los mejores fragmentos de mi vida, desde luego entre los más decisivos.

Un sabio de la sensibilidad, un artista por cada uno de los poros de su piel que nos enseñó/recordó que en la vida es necesario sentir, e incluso es preferible sentir lo amargo, el sinsabor y la derrota antes que no sentir nada, el vacío. Sólo así podemos apreciar con total poderío los instantes de felicidad plena que nos pueden regalar cuando menos lo esperamos demostrando que tras los nubarrones puede asomar el chorro de luz definitivo que escampe la tierra yerma para que vuelvan a crecer la esperanza, las fuerzas y la ilusión para seguir adelante, no abandonarse.