Archivo de la etiqueta: Bourbon

[Gira 2Ø aniversario 1998-2Ø17 Festival Sonorama Ribera] 2Ø años de melomanía y buenos caldos (, y lo que te rondaré morena)

Second

Llevar casi un año desconexionado sin catar un concierto (ciclo de ellos o festis varios) y hacerlo junto a la mujer de tu vida es un reenganche míticolegendario de los que dejan impronta. Y si además es para honrar y homenajear al Sonorama (mitiquérrimo festi patrio dónde los haya con su sacralizada Plaza del trigo por bandera) pues un previo de brunch y por la tarde un buen shot de bourbon pueden ir adentrándote en la literatomelomanía y pasión necesarias para encarar un sábado exquisito.

Fizzy soup

Filoanglosonorizaciones extensibles y extendidas para unos guitarreos rockea2 de un gran grupo entrante. Reminiscenciándome a grupos como The prussians desplegaron actitud y calidad, 2 ingredientes filosofales para bandas tanto `pequeñas´ (que quieren seguir en el ajo) como consagradas (para mantenerse en la delicatessen melomaníaca).

Buen grupo, gente maja.

Fizzy soup

Luís Brea y el miedo

Luís y sus muchachos implementaron gran pop rock gustándonse en cada tonada. Eché de menos Baso es con v pero cuando sonaron los primeros acordes del himnérrimo El verano del incendio comenzó a despuntar la sonrisa del estío en mi patata y las remembranzas del Arenal sound 2015 y de lo que puede venir éste 17 año de gracia de los 2 miles hizo que volviera a recordar el por qué de mi orgullosamente incurable dulce locura incondicional por la buena música.
Las recién horneadas Nueva generación, Como una ola y El kraken completaron el círculo de una banda con empaque y solera, tirando al culto.

Luís Brea y el miedo

Shinova

Shinova

Hace unos meses descubiertos el rock contundente y líricamente potentísimo de los bilbaínos presagiaba que en directo lo podían petar. Y así fue. Aún a falta de Ana y Niña kamizaze Gabriel y los suyos regalaron un minutaje de guitarrazos arranca2 de raíz y derroche sumo para seguir haciéndose hueco en la crema de la independencia sónicopatria. Arietizando visualizantoespectaculares con El combate del siglo le siguieron temacos como El país de las certezas, Para cambiar el mundo, Qué casualidad, una muestra de un repertorio molto cremoso para una formación de las que cree y hacer creer todo lo bueno y todo lo que merece la pena de éste deliciosérrimo veneno de comprar discos,  paladear álbumes y canciones vorazmente o chuparse una buena ración de kilómetros para seguir sintiéndote feliz.

Second

Si todo se oxida tampoco sonó ésta vez pero los queridérrimos murcianicos saben hacer muy bien lo que hacen y lo que hacen básicamente es muestrear uno de los mejores soni2 pop patrios desde hace añazos. Viaje iniciático ha dejado el listón muy alto pero Invierno dulce es un himno que predice que el nuevo disco lo va a volver a explosionar. Profesionalidad, entrega, ejecución. Sean y sus compañeros de melomanía siguen instala2 en un cold pop deluxe de punteos deliciosos, letras magníficas y detalles como fragmentos de La fuga de Logan en los visuales que hacen que se repatenticen en solidez y hambre de seguir facturando temazos.

Nivel inexperto explotó en el interregno adecuado, su mejor corte hasta la fecha que ya olía a culto desde las primigenias escuchas y desplegaciones.

+ de 4 horacas y media de pie en éxtasis de puro apasionamiento. Eventos de ésos de pálpito al primer toque que coges con la ilusión de un juvenil y disfrutas en tu mejor momento.

Ah, y por supuesto, la mejor banda jienense de la historia, Supersubmarina, estuvo en el aire en cada latido, en cada acorde, en cada percusión, en cada aplauso. Los amantes del alt pop premium virgen extra ardemos en deseos de verlos de nuevo sobre su hábitat natural, los escenarios, salas y festivales varios. LN Granada debe volver a sonar en carne viva en algún lugar para que 2 personas se enamoren o se quieran aún más.

Movilgrafías: Ana F´dez y De Serna 14


[Culofilias] `Los hombres obsesionados por los pechos me parecen sexualmente más básicos´ (Marc Ròs, Sidonie)

marc-ros

Me encantaría ligar por el Tinder pero no sé como va.

Creo que los que somos de culos somos más exquisitos en cuestiones eróticas. Los hombres obsesionados por los pechos me parecen sexualmente más básicos. El mundo del arte prefiere el trasero: Fellini, Dalí, Manara..

jeans

¿Qué es sexy para ti? La voz de Bowie, una chica retirando la tela de la parte baja del bikini que se le ha metido entre las nalgas, comer la aceituna que hay dentro del Dry Martini.

Fuente: Inma Buendía para Sexo en stereo


Editoriales Mondo sonoro abril 2015, febrero y mayo 2016

planetas

Culpen si quieren a mi sensibilidad pero cuando una obra maestra aparece en cualquier rincón y uno tiene la oportunidad de escucharla con la tranquilidad y atención necesarias la emoción vuelve a florecer y retoma el buen camino. Al final lo que importa y cuenta es que continúe habiendo discos fantásticos que nos cuenten de qué va esta historia de la vida.

Glastonbury Festival 2015 - Day 1

Entendiendo autenticidad por seguir con firmeza las directrices de su rock duro, áspero y robusto [Kilmister]. Bowie optó por adaptarse a los tiempos sin traicionarse jamás a si mismo.

dave

No son la octava maravilla del mundo pero es un proyecto honesto de un[os] tipos que se lo pasan en grande componiendo juntos.


[Second] Otra goleada victoriosa

Fecha Sábado 2 abril 2016

Sala La riviera

Ciudad Madrid

Portada

Sin teloneros, con puntualidad británica y todos de negro elegantes como su maraviglioso coldpospop Second regalaron un bolaco para la retina, el oído y la patata. Pese a echar en falta mi temazo favorito montañorusístico `Si todo se oxida´ la sensanción y el poso instantoautomático tras más de 20 canciones y más de 2 horacas de concierto (lo prometido es deuda, olé también en esto Sean, Nando, Javier, Fran y Jorge) es que fue de ésos bolos de los que según sales te das cuenta de que acaba de ser un acontecimiento magno, surfeando hacia lo míticoirrepetible. La Riviera se vino abajo más de una, 2 y 3 veces gracias al brutal derroche energizante y la magistral instrumentación del combo murciano.

Tirando de un par de bises el trípticosecuencia estaría protagonizado por todos sus hits –ya en forma de baladón, ya en forma de contundente descarga–. Un himnario adorado por sus fans y por todo aquel que sepa apreciar melodías tan pegadizas y redondas 101%  identificatorias llenas de coros para petarlo en la ducha o conduciendo mientras el resto del mundo pone cara de acelga amargado por sus monotonías. El caso es que como anunciaran por sus redes tocaron (salteándolo) todo Viaje iniciático, octavo disco de la formación, un número, el 8, mágico y simbólico: tumbado es infinito y el eterno retorno nietzscheano también se antoja otra buena conexión.

Nando

Rugidos y coreados desde el minuto cero en una primera fase iniciática despegaron en temas como `2502´, momento en que los visuales (para el caso los de La fuga de Logan) irían ingredientando el evento junto a otras cancionzacas como `Muérdeme´ (dónde Fran Guirao exprimió bombos y platillos en un arrabeto bateril postrimero brutalizante) que se fundiría con `Más suerte´, tema en que Jorge Guirao terminaría desatado a lomos de su guitarra eléctrica. En éste acto destacaría la colaboración de Miguel (Maga) para la enorme `Lo único´, capítulo que se cerraría con desgañitamientos generalkaraokeizados para poner otro broche con `Rodamos´.

Tras el primer corte haría su aparición `Nivel inexperto´, carne de cañón lidérrima para encabezar cualquier greatest hits de pop en español. Una tonada que se va inyectando en tu melomanía para acabar tatuada en la banda sonora de tu vida, personal e intransferible y a la vez perfectamente extrapolable y universal. `Un grupo que nació para vivir en directo y que explotan esa condición sin ningún tipo de complejos para hacerse memorables e imprescindibles´ (Manuel Ortega).

Bateras

El momento intimista de la noche sería el que se marcaran Jorge a la acústica y Sean con el micro para desempolvar un tema cálido e interesante. He aquí el final de la segunda parte. Pero obviamente quedaba la traca final, que se implementaría a través de la dupla `Atrévete´ y `Rincón exquisito´, otra muestra incontestable de composiciones en que a un cantante y al resto de su grupo se les toca la fibra dada la irremediable interlocución melómana que se produce con el público.

Sí, el sábado fue la noche en que Second hizo `una nueva muesca en el revólver de un[os] músico[s] que se confirma[n]´ (Raúl Julián).

 

Fotografía: Sergio Erre


[Second] Himnos expertoexquisitos

Viaje iniciático

First premium poscoldpop, filoscurantismos deliciosos. El octubrense viernes 9 del año de gracia de 2015 será sónicoreminiscenciado porque los muchachos de Second lanzaron al cosmos Viaje iniciático, su más reciente y de momento último largo. Lo primero ole, olé, reole y reolé: autoedición, nada de postureos ni independencia de pega ni de salón.

Carne de cañón y caldo de cultivo letal hacia el bucle melomaníaco. Cuando vas por la tercera o cuarta escucha (aunque en realidad desde la primera) te das cuenta de que el mejor grupo (pop) de Murcia la ha liado MUY parda con un discazo mayúsculo, improntante, que deja poso. Sí, lo han logrado, ya estás atrapado dándole al play sin parar. Desde la portada ya se hace justicia de cara a la profundidad infinitesimal de sus capas e inderrotables intensidades. Sí, la intensidad, la trascendencia, ése es el sabor que queda de ésta obra maestra. Todo el trabajo maneja los tempos a la perfección. Muchos sentimientos te atacan cada vez que te detienes a paladearlo pero sobre todo aquellos que tienen que ver con lo que nos marca en la vida, lo irreversible, lo que se graba a fuego en nuestro interior y memoria. Aquellos acontecimientos que te dan tablas haciéndote interiorizar aspectos decisivos personalintransferibles y a la vez globales.

Sólo ellos pueden volver a clavarlo. Desde luego ahora lo que  toca es disfrutar del mejor disco de Second, un lujo de trabajo ya de culto que patentiza el mejor momento del combo murciano. Lo dicho, apagad el móvil, darle al botoncico y dejaros llevar por todo lo que conlleva el mejor elepé de cold pop en castellano de todo 2015. Aparte de obvio Nivel inexperto cuando escuchas Lo único Sean, Nando, Javi y los hermanos Guirao te vuelven a hacer entender qué es ser melómano y lo crescente y motivante que pueden llegar a ser las grandes grandes canciones.

Una alineación titularísima de tonadas karaokeizables hasta la afonía festivalera.

Primera vez `Miro al frente y devuelvo la sonrisa´

Enorme desde sus primigenias notas. Sencillo que daba una pista buenísima de que el grupo murcianico lo podía volver a petar de gorra.

Nivel inexperto `Ese maldito cantante ha tenido que espiarme´

Himno supramelómano generacional brutalérrimoadictivo. Potencia incontestable, subida gigantesca, argumento cinéfilo. `Paisajismo sonoro para completar el recuerdo´ (Enrique Peñas). Un corte que si no te pone el vello de punta es que tienes menos sensibilidad que un botijo. Autobiografismos expansivizantes extrapolables a todos aquellos que hemos catado las pluriversas aristas del amor, las sublimes y las otras, las que te atraviesan como una katana contra queso fundido. De ésas canciones que sencillamente lo dicen todo.

Esto es sólo el principio `Ya se nota que comienza la atracción´

Narración sublime filodesenmascarante.

`En esta puta oscuridad Lo único claro que tengo es que te tengo justo aquí´

Pausada, tocafibrense. Otro ejemplo de la maestría que atesora la formación a la hora de encarar y ejecutar las subidas y todo el talentazo de sus melodías. De nuevo temazo que te llega a la patata para seguir adorando un auténtico regalazo de álbum.

Atrévete `No se rendirme, no contemplo esa palabra´

La fuerza sigue intacta, el derroche músicopasional avanza todo lo kamikaze que haga falta. Magnífico control del clímax.

Nos miran mal `La buena noticia, bailarina incansable´

Pueblo submarino `Ayer conseguí algo nuevo´

Dupla mensajística de recaditos antifasciopaletines valientes, arrojados, fascinantes. La buena música une, aglutina e interconexiona sin toxicidades, que aprendan algunos. Los ritmos siguen pulcros y soleados en su implementación por cierto. Temas geniales para petar los tímpanos de politicuchos arrastrados y banqueros gordinflones con menos vergüenza que un gato en una matanza.

Julia Ladouce `Si se tarda en reaccionar una oportunidad se podría evaporar´

Más que placentera de madrugada al volante por alguna carretera dejando surfear recuerdos e irreversibilidades.

Sólo `Un cobarde se acuesta siempre con la misma sed´

Otra declaración de intenciones cíclicomusiqueras prointimistas.

Dónde vive el vértigo `En el punto vertical más distante del infierno ahí estás sonriéndome´

Ojito a los teclados como se siguen sumando a la fiesta.

Millones de habitantes `Pequeñas cápsulas no crean adicción´

Épica a la búsqueda muy bien encaminada del canon pop sentío. Guiño lírico al temón montañorusístico Si todo se oxida. Distinguidas serpenteaciones rítmicas postrimeras.

Aún recuerdo las conversaciones backstage posconciertiles varias con Sean en El hangar cordobés y con Nando en el South pop dándome cremosonas exclusivas y primicias pero honestamente no esperaba un resultado tan contundentoradiante. Una obra de arte pop ★★★★★ bellísima, muy pro.

Pop secondista evolutivo en estado puro: exquisito, elevador, desafiante, combativo, sincero, elegante, transportador. Como bien se puede leer en su web hay un `mimo por el detalle, por cada pista. La escucha con auriculares es un plus´ ante un `trabajo tan artesanal y cuidado, a todo volumen es necesaria, lo que pueden ser estas canciones en directo es imprescindible´. Guitarras impecables, cambios de ritmo rompecinturas, ráfagas ciclópeas, crescendos indestructibles, líneas de bajo magistrales, sintes en estado de gracia, letras suculentas y la pasión vocal de Sean Frutos, desnuda, desgarrada, maravillosa.


[L.A.] Surfeantes atardeceres proCAlifornianos

From the city to the ocean side

Californias baleáricas. Desde las percusiones iniciáticas a las que pronto se unen las cuerdas del anglohimno Living by the ocean, más que perfecto para abrir o cerrar un bolo eleaense te das cuenta de que Luis Alberto y sus muchachos han vuelto a rematar un elepé magno de canciones impecables de cadencias melódicas y crecidas victoriosas guitarrobaterizadas positivistas soleadas maravillosas, y también bizcochointimistas cuando se tercia y sino fichar Higher place, una delicia ciclópea que entra por todos los poros tirando hasta de sentíos trompeteos ochenteros y olé. “Arrasador por su enorme calidad. Natural incluso evocador. Emotividad épica [en armónica y] cristalina línea melódica” (Raúl Julián). Ojo al derroche de fuerza y belleza de piezas como Revolutionary disguise, In gold y Steal my rivals.

“Clase [,] potencia. Un buen puñado de temas que más de una banda extranjera mataría por tener en su repertorio” (David Pérez Martín). También tienen playas y palmeras pero las Balears no son California, ahora bien, los musicazos de L.A. siguen siendo la mejor banda nacional cantando en el idioma de Bukowski, esto es así. From the city to the ocean side también son “bosques, largas carreteras, hogueras, moteles, acantilados, cabañas. Varios días por la costa de California: un coche, vino [y] guitarras. Todas las canciones salieron en ese viaje” (Luis Alberto Segura).

Un trabajo para dejarse llevar (Let it be beatleniano let it happen tameimpálico). La sensación que queda tras cada escucha es la de estar ante un disco grande de anglopoprock que nunca pasará de moda, más bien le pasará como a los buenos caldos, ya sea bourbon o vino gallego, californiano o riojano.

Octubre / Sony

14/14

https://open.spotify.com/album/5mHvUzKu2iKDY5T534cdDK


[Cultura inquieta/Charco 2015] Motorizaciones planetocrepusculares

Los planetas 28

La plaza de toros getafense volvió a ser testigo de artistas y conciertos variados para volver a completar otra más que molona jornada de un festival veraniego que va ganando muchos enteros. El exótico y dulce bizarrismo de Pedrina y río, Camila Moreno con su intimismo apañado, la pausa cantautoril filotropicalizada de Little Jesus, el cantautorismo incisivo y protestatario prorockero de Nacho Vegas y un pintón poperismo panamericano a cargo del original Gepe precedieron al espléndido bolo de El mató a un policía motorizado, que desplegó un más que correcto y pintón estilo propio con fases de recogimiento shoegazer premium. No faltó ni falló la gloriosa dupla dinásticoescórpica Chica de oro y Mujeres bellas y fuertes.

El mató a un policía motorizado 6

Como dijo Savage, la emoción destilada es la esencia del pop. A J, Florent, Eric, Banin y Checopolaco (Los planetas, indiscutibles cabezas de cartel y la banda nacional aún en su vigencia de más importante e influyente) se les ve más en plena forma que nunca derrochando una segunda juventud envidiable y revitalizada haciendo sonar sus canciones de manera contundente y mágica. Melodías pluscuamperfectas sacando todo el bravío que llevan dentro. El movimiento se demuestra andando y de qué manera. Los granadinos surfearon todo su arte a través de una actuación magnísima dejándose llevar en sus melomanías a través de 17 cortes a lo largo y ancho de todos sus palos, desde la más reciente etapa filoflamenca hasta su invencible noise pop (noventero) shoegaze que siguen abanderando liderísimos.

Sentimientos puros desde las entrañas, un acontecimiento montañorusístico a través de toda la amplia gama planetera. Brillando en fases de contemplación y religiosidad [Ya no me asomo a la reja, Corrientes circulares en el tiempo o el momentazo mayúsculo de Toxicosmos («Y estallan los sentidos en colores aún por inventar»)] y mala leche himnaria (El duendecillo verde) hasta ráfagas legendarias (La caja del diablo, Segundo premio, De viaje), sin pasar por alto atractivísimas composiciones (Alegrías del incendio, Romance de Juan de Osuna). En lides colaboracionistas La bien querida se aderezó con gracejo para No sé cómo te atreves y si casi una semana antes en Benicasim nos deleitaran con la colaboración de Mendieta, en éste caso sería Santiago motorizado el elegido para enriquecer Un buen día, devolviendo “el favor” de la previa colaboración Jotil con los pibes platenses.

Tan en su salsa estaban que aún no previsto en su setlist nos hicieron gozar con un bis ingredientado con la mala baba y flamenquería de Reunión en la cumbre y el himno generacional Pesadilla en el parque de atracciones, una de ésas canciones que lo explican casi todo intravenándose desde el primer play o directazo irreversiblemente en la banda sonora de tu vida.

Joe Crepúsculo 7

Joe Crepúsculo a pecho descubierto, calzón quitao y tumba abierta hasta se arrojó con una versión de Maricas (Los Punsetes) de nuevo con un Nacho Vigalondo entregadísimo en sus locuelas danzas y algunos amiguetes juerguenses más presentando nueva cremita (Nuevos misterios) y una selecta selección de sus electrochispeantes hits de siempre.

En suma, una buena selección musical coronada por un triplete final jugosísimo. La nota negativa: limitar la libertad de movimiento de los profesionales de la prensa. No tiene ningún sentido. Dejar entrar y salir del recinto libremente no es un lujo, que uno viene de la miel sobre hojuelas del mágico y toropoderoso FIB y de los cremosones Tomavistas y Sansan dónde no nos pusieron ninguna pega, sino todo lo contrario. Si me apetece volver al coche a comer y/o beber algo o por alguna otra cosa que necesite y pueda haber olvidado y volver a la zona de conciertos es tan de cajón como legítimo. Sería un pasteleo inerte no señalarlo, por lo demás una organización muy buena llena de currantes y sin ningún incidente a lamentar.

Fotografía: Alfonso Vega


[FIB 2015] Guitarrazos y los mejores años de nuestras vidas

Los Planetas cabecera

Benicasim volvió a alzarse en epicentro musical del verano gracias a otro cartel delicioso, variado y más que contrastado entre prometedoras bandas y grupazos de culto consagradísimos sin nada que demostrar salvo sus ganas de seguir pasándoselo bien a lo Keith Richards. Tras un resultón pistoletazo de salida en el escenario Las palmas a cargo de Trajano! y The last dandies (que comparecerían tras Mox nox) en el Red bull tour bus fueron en el primer día de festejos los grupos encargados de abrir la lata al acontecimiento festivalero estival por antonomasia.

Under radar y After all se dieron cita en el brillante repertorio de L.A., que aprovecharía con maestría la ocasión para presentar algunos de los temazos de su exquisito y recientísimo From the city to the ocean side. Un bolo mayúsculo que se erigió en lo mejor y más completo de la jornada juernense. La nota de color anglobeat de alma soul de Clean bandit sirvió de entrante perfecto para el abanderado concierto de Crystal fighters, que tirando de parafernalia campestre filotribalizada gestó potentísimos momentos que encedieron a los allí presentes en la franja destinada a las formaciones más demandadas. Entrados ya en la madrugada levantina la vocalista principal de Florence and the machine, perfectamente flanqueada por todo su elenco musical, derrochó desnudez y descaro (para muestra el botón de marcarse todo el concierto descalza) con una actitud dicotómica entre la entrega y las atmósferas hippies más sesenteras. La horaca de Elyella djs fue la encargada de cerrar la juerga con otra divertida ración de remixes. Unos turnos anteriores el sexteto australiano DMA´s acertó con su power pop rock para entonar a los asistentes al espacio destinado al autobús de Red bull.

Dentro de los actos de la segunda jornada La bien querida, siempre biacompañada de guitarra y teclado, regaló intimismo y dulzura en el Escenario Radio 3 cerrando con la pegadiza Poderes extraños. De vuelta en el escenario principal Jamie T se entregó hasta energizando pogos entre el respetable sin renunciar a momentos de pausa y hasta filorapeos. Mientras tanto Nudozurdo desplegaba arrojos introspectivos filoplaneteros y alargues cremosones en el escenario Red bull fundiendo sus últimos punteos con uno de los momentos más esperados del viernes, la actuación de Noel Gallagher´s high flying birds, karaokeizados por la locura guiri (y no tan guiri) y videografiados a tope exprimiendo todos los recursos de los monitores dejando fluir su excelente britpop powerizado y velocitado que reminiscenció estampas imborrables para todos los fans de Oasis. Según ejecutaron Champagne supernova ya nos tenían a todos en el bolsillo. La intensidad seguiría expandiéndose gracias a otro esperado instante, la subida a las tablas de The prodigy, que con continuas referencias al respetable a través del eslogan «My fucking spanish people» no dejaron de repartir tralla y subidones sónicos. No lejos de allí Polock se mostraría digno en los interregnos de su apañado anglopop ibérico. La experimentación distorsionil muy top de Goodspeed you! black emperor gozó de 2 horazas para dar rienda suelta a su nutritiva e interesante propuesta.

Kaiser chiefs

El atractivísimo sábado nos dejaría buen sabor de boca desde el pitido inicial con Siesta!, que amenizaron a tuti plen como buen previo a los angloenergizantes Reverend and the makers. La anécdota climatológica de la jornada sucedió al termino de La M.O.D.A., unos minutos de chaparrón veraniego loco con el que más de uno aprovechó sin prejuicios para refrescarse. Hinds, que mientras daban los últimos retoques se marcaron un previo con hilo de fondo motivatoria a cargo de She lost control de Joy division subrayaron su anglopop rockeado fémino, resultón e interesante. Kaiser chiefs, con un entregadísimo frontman desde la primera tonada, sobreponiéndose a los problemas del micro derrochando actitud, garra, agilidad, voluntad e incluso putoamismo, fue de lo mejorcito de todo el festival, sin duda. Unas ráfagas divertidísimas, repletas de cancionzacas y con todos los ingredientes de una banda de la zona Champions que dejó con la temperatura adecuada un recinto que albergaría a la mejor y más influyente banda española de ayer, hoy y siempre. Los planetas, que con un setlist alimentado sobre todo por sus 2 últimos largos, surfearon con el recién horneado himno El duendecillo verde, tocado en elegante versión teaser. El momentazo de la tercera etapa del FIB corrió épico a cargo de Gaizka Mendieta, que para la gloriosa Un buen día se uniría al sistema cósmicoplanetario titularísimo a lomos de la Gibson de Banin. La elección y ejecución de De viaje para el cierre fue sencillamente mágica. Cum laude de noise, shoegaze, psicodelia (jonda), misticismo, melodías pop indestructibles y toda la pasión y éxtasis de los míticos años 90, en definitiva, los de Granada son activo histórico añejado de tan excelso y magno acontecimiento melomaníaco desde la cosecha de agosto del 95 que no paran de ganar adeptos y consolidarnos a los ya ganados desde hace años y años. El brutal tríptico sobre el escenario más grande lo clausuraría Blur, fieles a su eficaz poprock orgullosamente british pese a pecar de un claramente mejorable tracklist resucitado al filo de las 2 y 7 minutos de la madrugada con Song 2 que desató locuras filonoventeras para brincar y desgañitarse. Además se permitieron un bis.

Vetusta Morla

Para la última tardenochemadrugá The riptide movement pudo valer más que de sobra para acudir a Public enemy, de puesta en escena golpeante y sublimada de fuerza casi militar. El plato fuerte patrio del último día fue para la banda madrileña de pop alternativo más demanda de los últimos tiempos y que sigue petando los recintos que le pongan por delante. Vetusta Morla, con otra ejecución impoluta como de costumbre timonearon vacas sagradas de La deriva sin olvidar los hits que ya los han hecho eternos. Especialmente destacable la versión de  Valiente, que descarriló apoteósica y que hubiera sido insuperable como final. Para el bis Los días raros, increschenteada hasta el orgasmo. (Una verdadera pena cronogramática coincidir con los también capitalinos Célica XX, buena gente y grandes músicos que a buen seguro se dejaron llevar por sus subidones para implementar sus jugosonas atmósferas procrípticas). Volviendo al grueso anglo se defendieron sin problemas Crocodiles y FFS (Franz Ferdinand & Sparks). No dejar de nombrar a Portishead, sobre todo por una actuación plana y aburrida que incluso defraudó a sus seguidores. Todo lo contrario que The cribs, fantabuloso anglopower pop dulce y contundente que recuerda a los Nada surf más cañeros, un descubrimiento maravilloso y recomendabilísimo. Otra demostración de fuerza la espetó Bastille, que además de su propia cosecha también acabó tirando de versiones. Para los últimos coletazos MØ, precedidos de una insoportable incidencia técnica no estuvieron nada mal (daría tiempo a volver para comprobarlo).

Novedades Carminha finiquitarían la coyuntura con contangiosas energías buenrrollistas para dar los acordes finales gracias a la inmediatez y adherencia de su despampanante bizarrismo cañí prorural. Unos gallegos majísimos donde los haya capaces de hacer bailar al más tímido.


[Serch] Pilotos, faros, noches

Serch

Vas conduciendo por la noche, dejando atrás las luces de la gran o mediana metrópolis y posicionando la mente en el pasado, en el lugar reservado a los recuerdos. Pero también vas pensando en lo que vendrá o puede venir.

Teclados y sintes por momentos supraelegantes para una producción aplicada, densidad aceptable, arrebatos projoydivisionistas, electrificaciones filoscurantistas nocturnizantes. Sumatorio de electropop coqueto en el que me gusta que una canción se llame Prague, ya que me trae buenos recuerdos de un viaje en que se reimplementó mi melomanía paladeando sobre todo Hot fuss y Planetas (ellos siempre) por las calles de tan hermosa y también bien publicitada ciudad (probar a salir de la góticomodernista almendra central y veréis que lo que aún queda en pie de la arquitectura totalitariosoviética sigue haciendo parecer y ser a la gente triste, gris y desconfiada). Ah, también descubrí la absenta, pero me sigo quedando con el bourbon, cada día/noche más.


[El poder de las canciones] Hegemonías melómanas

Planetas Matadero

El Matadero de Madrid, que me trae recuerdos variados y agridulces de pre y posadolescencia (no en vano fue el barrio dónde me crié y viví los 80 y la primera mitad de los gloriosos 90), ahora preciosista y vintagemente remodelado fue un emplazamiento cremosón para una feria musiquera muy bien traída.

Pero vamos al grano, como la exposición, El poder de las cancionesThe beach boys, The beatles, Joy division, Nirvana, The who, Pulp, The clash, Radiohead, Elvis, Johnny Cash, Rolling stones. Estos ejemplos guiris varios. Y por supuesto de lado del producto patrio Los planetas con la elegida Qué puedo hacer, cierto, porque justamente ni los cascos ni el mp3 o en el formato que fuera la pista funcionaban. Pero mi melomanía ya flotaba como un tema de Tame impala y no me costaba que acudieran a mi cabeza los ritmos y el videoclip de tal cancionzacahimno del mítico Súper 8.

La recomendaría con pasión a todo el mundo mundial al que le guste o (como a servidor) enloquezca ante el noble arte de la música pero ya no va a ser posible. Una muestra muy bien hilada y directa que paladeé la penúltima tarde a su cierre y que me dejó un sabor de boca certerolegendario como el bourbon con tabasco.