[Sidonie] Calaveras exquisitos

Fascinado

“El surrealismo es destructivo pero destruye sólo lo que considera que limita nuestra visión” (Salvador Dalí). Espumados vértigos lisérgicos. Sí, el disco es daliniano por cada poro de su melomanía, notas como se va corporeizando sónicopictóricamente. Trabajo rompedor, como los caldos premium pasan los años y se muestra más exquisito aún. Revisitarlo es dejarse mecer espaciocósmicamente en pasajes irresistibles y peligrosamente atractivos.
De “una rítmica que nos envuelve astutamente empuj[ándonos] a un viaje que no ha hecho más que empezar [,] que nos hará volar entre atmósferas palpitantes” (María Mieres). Sorbos dandinistas de champán y caviar a cucharadas. Un lienzo (pro)psicodélico, un collage tentador, evaporaciones sublimes. Canciones que están a punto de romperse derritiéndose gaseosas.

Todas sus fases se van superponiendo mediante precisas conexiones de delirios sonoros “enriqueciéndolo, multiplicándolo” a cada corte. Una deliciosa amalgama de complejidades tanto líricas como melódicas, “molde pop y psicodelia en horizontal” (Eduardo Tébar).

El trío se gusta con un banquete de lírica delicada, selecta, sibarita a través de 11 delicatessen que se van sirviendo enguantadas y en bandeja de plata para el goze y el derroche sonoro sin frenos. “Hay canciones por las que nunca pasa el tiempo, como esas historias que nunca terminan o esas otras que empiezan aunque no queramos” (David Pérez). Fascinado [“estamos vivos y aún somos jóvenes”] se muestra como una apertura gloriosa, envolvente, envenenadamente adictiva mediante una historia de nocturna cotidianeidad, el bucle de placeres fragmentarios y finitos que se dan en las pugnas entre Oniria e Insomnia. La hipnótica Dos murciélagos [“salpicando nocturnidad”] se vuelve esponjosa y poliédrica desde el primer toque coral femenino misterioso y cálido a cargo de la solvente Miri Ros.

La juguetona y canalla Bohème [“laureles a Kerouac”] se enlaza con la genial Fiebre [“vueltas y más vueltas da mi lengua buscando tu puerta”] para continuar hilando escenas mágicas y prohibitivas cerrando el tríptico con la bellísima fragilidad de  Jardín polar [“brilla en tus veranos. Noches, días y diamantes rotos”]. Gente de Barret [“traficando con el cielo”] y la lanzada Joe [“caza nuestras vidas en ese extraño guión”] protagonizan la siguiente pareja nominativa combinando ráfagas caleidoscópicas y ritmos pop certeros perfectamente encapsulados.

Acrobacias en Exopotamia [“cuelgo de tu[s] labio[s] sin red”] es maravillosa desde su título y no deja de desplegarse ágil y reptante. El viaje que te da MTA [“besos cuelgan de tu pared mientras todo avanza”] se dará la mano con la rítmica y soleada Tienes gracia [“pinta lenguas que se enredarán”], que atesora el momento más sabrosón con un pasaje caribeño innegablemente simpático, bailongo y vacilón. El cierre vaporoso y elegantísimo de Viajero nocturno [“travestido el sol”] ata el lazo final de un menú gourmet apto para los paladares más dandis y exigentes.

Acerca de pablodeserna

indiescretos.com/author/pablosernadiez Me llamo Pablo Serna Díez y soy irreversible e incurablemente melómano. De Serna es como firmo artísticoliterariamente poplacara.com/es/node/1155 Ver todas las entradas de pablodeserna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: