[The prussians local La abuela rock Montilla sábado 31 enero 2015] Conquistas prusianocordobesas

prsussians30plc01

Siguiendo con los melómanos actos del 30 aniversario la familia poplacariense volvió a hacer piña arrimando el hombro con La abuela rock para degustar una de las delicatessen indies patrias más prometedoras y que van pegando cada vez más fuerte: los mallorquines The prussians, muchachada excelente y de talentazo constatado.

En un bolo memorable y al que no le faltó de nada Dominic, Gabriel, Jorge, Tino y Ferchu se fueron soltando en un crescendo efervescente contagioso para mostrar y exprimir todo su buen hacer e intensidad. Tirando de un set list eficientísimo (versión angloaustraliana muy surfera y regalo de una nueva composición incluidas) el grupazo isleño fue recorriendo su exitoso y brillante debut disquero en largo para ir flasheando la noche con alargues guitarropedaleados a la altura de bandas tan grandes como sus atractivas influencias. Cancionzacas como The place, Last call (todo un gustazo sentir en directo su cambio de ritmo rompecinturas y su subida demoledora), Games o A stone fueron saciando sonoridades y consolidando la juerga. Uno de los momentazos de la noche fue cuando su frontman al estilo del nuevo rollo de El columpio asesino se marcó la penúltima [aún quedaba el apoteósico truco final] arrancándose con las baquetas.

Comparado con Keith Richards no he estado en tantos conciertos pero no me puedo quejar. No es ningún topicazo y los que tuvimos el privilegio lo sabemos: Los prussians estaban en su salsa y más a gusto que nunca. En contadas ocasiones se ve a una formación tan cómoda y receptiva sobre las tablas. Y debajo de ellas: conforme avanzaba la cosa irían descendiendo del escenario y fundiéndose con el respetable el trítptico guitarrero prusiano para gozarlo saltones y bailongos con la primera y con todas las filas, había muchas ganas de pasárselo bien y se superaron todas las expectativas. Tal era el clima y el caldo de cultivo sónico imperantes que dulces y sorpresivizantes se marcaron un bis mítico viajando en un temazo extra dónde se fueron sumando instrumentos junto a la fiesta pura y dura.

Mul mul y sus creadores van pidiendo a gritos petarlo en un festival grande. El contexto no puede ser más proclive. El duende andaluz surfeó cada milímetro y la actuación prusiana ya forma parte de la élite histórica musical de la ciudad y extensos alrededores de tan bellas tierras sureñas. Sencillamente GRACIAS chavales, a seguir creando y petándolo, paladeando vuestras merecidas sensaciones y reconocimiento cómo si no hubiera mañana.

Acerca de pablodeserna

indiescretos.com/author/pablosernadiez Me llamo Pablo Serna Díez y soy irreversible e incurablemente melómano. De Serna es como firmo artísticoliterariamente poplacara.com/es/node/1155 Ver todas las entradas de pablodeserna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: