[Los planetas] De revoluciones irreversibles

los_planetas-super_8-front

Desde que el mismísimo Florent [gracias otra vez grande] me firmase el libreto de su inmejorable portada una afortunada noche de verano del año en curso me volvieron a entrar unas ganas locas de zambullirme de nuevo en el disco. Nada más llegar a casa tiré de ipod y auriculares de gala para la ocasión y lo volví a escuchar/paladear/sentir de principio a fin. Energías intactas, calidad refortalecida.

La lúcida exquisitez de su EP Medusa no fue una casualidad. Con éste monumental discazo dejan de ser promesa desde el minuto uno. No se puede escribir sin pasión cuando escribes sobre tu grupo de cabecera, tótem. Estamos en el año en que muerte Kurt Cobain y se separan Surfin´ bichos. La necesidad y determinación de un álbum no pueden escapar de su contexto, pero justamente puede abrir camino e iluminar desde el primer acorde a toda la humanidad sonorocósmica. “No fue una cuestión de ventas, iba más allá, se iba a transformar en icono. Supuso la llave de entrada en una nueva época, un cambio de ciclo, una aparición a través del subsuelo, algo prohibido, la efectividad del boca a boca cuando no existía red social [alguna], el triunfo del bien sobre el mal, la alternativa a las radiofórmulas. Fue otra cosa, una religión generacional en forma de himnos, imprescindible” (Jorge Fernández).

Como muchas obras maestras el trabajo se expande en más de una dirección, rescatamos la sabiduría sónica de Florent en Rolling stone: “power pop, bases potentes, melodía, distorsión, relaciones personales, texturas y ambientes oníricos, pop clásico [de] estribillo demoledor, [colchones] de Hammond, libertad. El nexo es el rock pero cabe la experimentación y el ruido”. Súper 8 (1994), el decálogo del debut en largo planetero merece que la melomanía se detenga en cada órbita, la primera dupla, “himno[s] definitivo[s]”, se convierte en culto desde la primera reproducción a base de  “guitarras, distorsiones y desarrollos instrumentales enorme[s]” (Manuel Domínguez):

De viaje. “No queda nada que prolongue mi parada en este mundo ni un solo minuto”

Su irreversible cosmicidad estalla desde las milésimas iniciales e iniciáticas a través de guitarreos pedaleados que dejan claro desde éste himno de apertura que aquí el rollo es otro, que juegas en y contra los más grandes, que ésta liga sónica destierra los complejos y sólo premia el arrojo y la vanguardia. “Esa guitarra avanzando sin (apenas) tocar el suelo. Una pieza dilatada y narcótica sin cuadrícula ni límites [,] un estado físico y químico” que subrayan “talento [y] técnica para traducir sus ideas al lenguaje musical” (Nando Cruz). Una pieza lumínica que te ciega y atraviesa de pies a cabeza texturizada en principio, nudo y desenlace con unas capas sucias maestras que la fluidifican apuntalando los cánones noventeros. Subidón, imposible no querer paladearla casi en bucle.

Qué puedo hacer. “Siempre voy al Amador por si apareces”

La canción pop perfecta. Guitarras olímpicas, dulces y soleadas a la par que contundentes, estribillo adhesivo, tempo de precisión cirujana, estructura engrasada a una melodía sexy, despampanante, irresistible. Los destellos guitarriles de Florent no pueden ser más acertados.

Si está bien. “Si todo es tan sencillo ¿por qué este vacío?”

Otro tesoro. El arte vocal de J la da un empaque maestro, el resto de ingredientes siguen funcionando a la perfección. Reflexión lírica brutal. Los cambios de ritmo creando cátedra. No para de crecer en sí misma y con cada escucha. “Recorre el camino serpenteante que va del punk al pop. [La obra] se mueve entre [el] amor y desamor, los escarceos más o menos atrevidos con las drogas y toda una suerte de vivencias tan básicas e íntimas que cada cual las hace suyas buscando en cada frase una historia personal. J cada vez más atrás construyendo un pasaje de una belleza inusual, no a la vista de cualquier mirada” (M. Domínguez).

10 000. “Si te interesa lo puedes intentar”

Se encadena a la anterior siguiendo la estela y avivando aún más si cabe la llama. Polémica e incisiva, como todas las representaciones artísticas que acaban mereciendo la pena y cerrando bocas.

Jesús. “Una y otra vez”

Adictiva, multicolor, expansiva, directa. Todas las piezas vuelven a encajar. Dejarse llevar sigue siendo un lema más que recomendable y legítimo.

Estos últimos días. “Cuando era mejor tocar tu piel, estar los dos”

Profundidad impecable, reptante, misteriosa. Distorsiones míticas para enfilar un tramo final brillante, solemne, glorioso rematado en todo lo alto. Ráfagas caviar beluga, otra masterclass planetense.

Brigitte. “Cómo puedes explicar algo que no has hecho jamás”

Magnanimidad pop, ejemplar. Conjunción instrumental bordada, otro estribillo bestial, letal.

Rey sombra. “Y mientras llueve sol como miel”

La batería inicial va dando paso a la fusión del resto de instrumentos hasta hacerle sitio a la voz de J, que de nuevo y sin dejar de ser canalla desnuda sentimientos y cala hasta los huesos. “Cuando te metes en una historia suya te puede caer mal el personaje pero sabes que te está contando todo lo que le está pasando por la cabeza” (Julieta Venegas).

Desorden. “Si hubiera encontrado las palabras, tan sólo dos palabras exactas”

Tributo emotivo, sentido, a quemarropa, pulsionante. Crescente luminosidad pop clase supra. Letra docente, imborrable, indestructible.

La caja del diablo. “Con esfuerzo consigo separar sus labios de los míos”

Locurón maravilloso, epílogo tentacular, oscuro, nocturno, inquietante, críptico, desbordante. Cuando sientes que va a descarrilar es cuando se torna aún más atractiva. Se desata cuando le apetece y no deja de gozarlo hasta el último punteo. “Pone el broche mostrando de una manera total a los verdaderos Planetas: guitarras arriba del todo y J lanzando enigmas desde la otra punta de la habitación” (M. Domínguez). “Anuncia un cambio de intensidad que [aparece] después alterando por completo su fisonomía aportando un dinamismo inesperado que [inyecta] luz y vida. Dejadez combinada con un compromiso radical con sus sentimientos. Una canción redonda” (Nando Cruz).

“Sus canciones, con esa suerte de autonomía que alcanzan las grandes obras respecto a sus propios autores, han ido desprendiéndose siempre de las teorías y críticas que las asaltaban, positivas o no, para ir desarrollándose en un espacio aparte, en un territorio sólo suyo. El punto alto desde el que se podía ver qué había sido y qué iba a ser” (Julián Rodríguez). “Para crear algo único tienes que ponerte en una situación límite. Un autor no puede crear a través de la mirada de otro. [Defender] a ultranza la creación [es] tan o más importante que la misma obra. Forzar un deseo [es hacer que nazca] muerto. El artista [no] puede traicionar su inspiración y doblegarse a los [dictados] ajenos, porque entonces su creación se resentirá y la vergüenza por haber renunciado a sus principios manchará su obra y lo acabará consumiendo por dentro. Si te dedicas al arte tu trabajo es explicar con tu mirada (desorbitada pero clarividente) todo aquello que desde el otro lado del umbral sólo se ve confuso. Hacer ver a los demás cosas que no pueden ver por sí mismos. [Colacarse] en una situación de vértigo, al borde del abismo para iluminar al resto. [Suena] delirante, psicodélico y (hasta) mesiánico pero siempre ha sido así” (N. Cruz).

20 años después sigue sonando imperial. Lo mediocre acaba autovolatilizándose, lo bueno, en éste caso lo sublime, nunca se extingue y sólo hace que revalorizarse y seguir guiando. Sencillamente gracias J, gracias Florent. Revisitarla, os encantará, cómo esa sensación del primer beso, imposible de olvidar. De ésas joyas que te cambian la vida y que no dejan de recordarte porque sigues en éste fascinante riesgo continuo llamado música.

Acerca de pablodeserna

indiescretos.com/author/pablosernadiez Me llamo Pablo Serna Díez y soy irreversible e incurablemente melómano. De Serna es como firmo artísticoliterariamente poplacara.com/es/node/1155 Ver todas las entradas de pablodeserna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: