[Lori Meyers] Si duele es porque importa y si IMPORTA es porque merece ser recordado

Imagen

Improntantes, volviendo a dejar huella. El arte ha surgido en la derrota. No hubo quinto malo. La semana en el  motor de un bus de los de Loja.

Impronta (2013) representa la MADUREZ y la temática de la inmensa mayoría de las canciones del planeta: el amor/desamor, 2 caras de la misma moneda que tienen el poder de girar caprichosas para caer del lado más imprevisible. Suena encumbrado y atmosférico con bastante movimiento en casi la totalidad de los cortes pese a su asunto.

Original título, cremosos guitarreos y buen continuismo en la voz de Noni desde Cronolánea (indie pop pata negra) y El destino (el más rupturista y movido/bailable). Pero sin ninguna pretensión purista fundamentalista hasta que demuestren lo contrario me quedo con su mejor trabajo, su ópera prima tatuada a fuego en la banda sonora de mi vida y que no dudo reivindicar cada vez que se tercia: Viaje de estudios (homónimo himno generacional).

“Miran hacia atrás para dar un paso adelante”. La experiencia es un grado, ir acumulando cultura musical y tirando del fructífero ensayo y error acaba dando un empaque dificilísimo de conseguir en los inicios. El disco crece rotundamente con las escuchas y se presenta muy completito, “hay vaivenes festivaleros de intensidades, ecos de Los planetas [y] alucinantes efluvios de sintetizadores” (E. TÉBAR, Mondo sonoro).

“Un álbum íntimo, reposado en el que los granadinos hacen balance en clave sentimental de su intensísima última década, reflexionando sobre las cosas que más les han afectado en el camino [,] donde el amor y el desamor son los protagonistas” (Pablo ORTEGA, Esquire).

Lori MEYERS, los mejores discípulos de Los planetas independizados y consolidados desde hace ya algunos añitos. Pese a ciertos reparos iniciales por su cambio en 2010 siempre me han gustado y creo que no me defraudarán. Tienen intacta y cada vez más reforzada su capacidad de reiventarse, arriesgarse… y seguir sumando victorias y reconocimiento.

Noni se sincera y se abre sin censuras: “hay un punto de inflexión en el hecho de mirar atrás. Hemos aprendido mucho en este tiempo y han pasado muchas cosas que te dejan huella: se va gente, viene otra nueva, te enamoras, te desenamoras… Ésa es la base, las relaciones que hemos vivido, todos esos sentimientos [/momentos] y personas QUE TE HAN MARCADO. Hemos querido recoger una serie de experiencias”.

La montaña rusa emocional que provoca el fin de toda relación sentimental importante son las raíces y el árbol entero sobre el que componen y se sueltan esta vez los granaínos. Hay momentos para el recuerdo pero también para el canallismo, el tomárselo a risa, el arrepentimiento y finalmente (en el más sano y deseable de los casos) el continuo aceptación –> interiorización –> superación.

Las relaciones son películas que acaban incluyendo tomas falsas, la PERFECCIÓN del guión no es invencible a las salvajes y brutales olas de la acción y de los personajes. Para los Lori la secuencia es la siguiente:

Planilandia [“Me cuesta borrar esa alegría que nos unía y nos hacía MEJORar”]

Desde los primeros sonidos se presenta como el temazo del disco, sino desde luego el más potente, la pista más veloz, adhesiva y con mucho pulso desde la innegable nostalgia de los mejores días. Teniendo en cuenta sobre todo sus primeros y adictivos acordes “el álbum arranca con un guiño al sonido [noventero], a los Lagartija Nick de Nuevo Harlem” (TÉBAR).

El tiempo pasará [“Y nunca olvidaré las cosas que decíamos que íbamos a hacer. El consejo que aprendí de lo que iba a hacer [es] que las cosas triplicadas se me iban a volver”]

Y las heridas curarán, o eso deberían hacer. Ritmo, fluctuaciones envolventes.

Huracán [“Busca un lugar donde estés mejor”]

Enérgica. Perfecta para recrearse y dejarse llevar con los cascos debido a su circundante juego acústico inicial.

Impronta [“Deja huella, siempre la deja”]

La clave de todo, la madre del cordero, la guinda del pastel. Quizá no sea la que más venda pero es indiscutible que se torna cual piedra rosetta para entender el resto de canciones. Su letra y su cadencia es suficiente para comprender la historia una y mil millones de veces repetida del final de los romances.

Emborracharme [“Caer rendido y levantarme”]

Juguetona, sube desde el principio. Verdades como puños personalísimas subjetivizantes a la vez naturalmente extrapolables a todos y cada uno de los mortales que han probado del amargo plato de la pérdida de la persona por la que eras capaz de todo y que te hacía sentir el puto y jodido amo del cotarro.

Deshielo [“Cómo decir que aún hay MÁS, que TE QUIERO y ser sincero”]

La bajona no perdona. Primer quiebro interior exterior y toma de conciencia obligada que muy fácilmente puede acabar en las estaciones de la penitencia y la (auto)amargura.

Una señal [“Siento que el destino me alcanzó”]

Pasaje colorizante, tridimensional, de lo mejorcito del disco. Sueños de esperanza, momentos de lucidez.

Tengo un plan [“Trasciende sólo el sentimiento de emoción y deja en segundo plano la moderación”]

O debería tenerlo si opto por la reconquista y blasfemar contra eso de que las segundas partes nunca fueron buenas. Si salgo a la arena no es para hacer el ridículo, intentarlo es lo mínimo, no conseguirlo es una posibilidad que hay que estar dispuesto a asumir. No hay gloria sin riesgo y el amor no es una excepción.

Zen [“Hasta que vea el horizonte dejando atrás la piel del bisonte”]

El cacao mental sigue como pez en el agua surfeando a sus anchas por el océano de las dudas, los claros de luz momentáneos al final del túnel y las ralladas máximas.

A-sinte-odio [“Esperar el momento para acercarme”]

Estrategias, tácticas, estratagemas, trucos… rabia pura, cruda y dura. Los trastos a la cabeza y pelea cual niños pequeños del Y TÚ MÁS.

¿Poner a prueba todo el arsenal de recursos para restablecer el imperio dual, el orden máximo parejil? ¿Si no lo intento ahora el riesgo de congelación y fracaso total absoluto es inminente no?

De los nervios [“A veces consigues que arda en el infierno y en otras eres capaz de que acaricie el cielo”]

¡Hay que joderse, está más buen@ que antes! Soy la persona más gilipollas del universo por haberlo echado a perder: verdad verdadera. Prefiero el infierno con ELLA que el cielo solo que reflexionaría el poeta. Quiero retornar si hace falta al magnetismo de la locura, no soporto estas 4 paredes que cada vez se me echan más encima.

Me encantan las texturas sónicas de ráfagas en el estribillo. Pegadiza, cósmica.

Despedirse [“Convertirse después de resetearse sin DOLOR”]

No ha podido rodarse la segunda parte. No ha salido bien, podía pasar y lo sabes. ¿Qué esperabas? Y si ha salido bien es POSIBLE que el juego de cesiones y rebajas esté servido. INTIMISMO directo a la fibra al estilo de los versos del maestro Antonio VEGA. ¿Ser un perfectísimo robot sin emociones y por tanto inmune al pesar o aceptar todas las caras del prisma amoroso?
Hay que saber cerrar ciclos. Una herida sin cerrar siempre es más vulnerable que una cicatriz. Si no hay derecho de réplica quédate con lo bueno. Hay que ver cómo complicamos lo que debería y tendría que ser más sencillo que el mecanismo de un botijo.

Volviendo a tirar de sintes y profundizando constantemente en la experimentación de nuevas capas y estructuras. Se vuelven a tirar a la piscina y la sorpresa vuelve a ser grata.

No inventan la pólvora ni falta que les hace. No engañan a nadie y ahora les apetece/toca esta etapa y punto.

Un trabajo sólido y consistente para un grupo afincado y acomodado con toda la legitimidad desde hace un rato largo en el núcleo duro del indie de aquí.
Un discazo con una fuerza que se va apreciando tras cada paladeo.

Currado y merecido sobresaliente
♠♠♠

Acerca de pablodeserna

indiescretos.com/author/pablosernadiez Me llamo Pablo Serna Díez y soy irreversible e incurablemente melómano. De Serna es como firmo artísticoliterariamente poplacara.com/es/node/1155 Ver todas las entradas de pablodeserna

2 responses to “[Lori Meyers] Si duele es porque importa y si IMPORTA es porque merece ser recordado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: